Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Dolor menstrual

Los cólicos menstruales tienen un nombre médico tan feo como el dolor que producen: dismenorrea, que significa menstruación dolorosa. Puede ser de dos tipos:

Dismenorrea primaria
Es frecuente que se presente un dolor en el bajo vientre los dos primeros días de la menstruación, y a veces uno o dos días antes de que ésta se presente. Se debe a la falta de oxigenación del tejido uterino, que genera una mayor concentración de unas sustancias llamadas prostaglandinas, las cuales hacen que el útero se contraiga para expulsar el tejido que preparó durante todo el mes en previsión de que hubiera una fecundación.

Signos y síntomas:
• Dolor tipo cólico o calambre, que puede ser persistente o bien venir en espasmos. Su gravedad varía de muy leve a severo.
• A veces, náusea, vómito y diarrea, así como trastornos digestivos.
• Inflamación del vientre.
• Mal humor, irritabilidad e hipersensibilidad emocional.

Tratamiento y autoayuda:
• El dolor suele ceder con un analgésico antiinflamatorio. Existen en el mercado analgésicos específicos para calmar la dismenorrea.
• La aplicación de fomentos o de una bolsa de agua caliente en el vientre puede ayudar a relajar los músculos y a reducir el dolor.
• Evita o disminuye el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína cuando menos una semana antes de su periodo y durante la  menstruación.
• Evita o disminuye el consumo de cigarrillos.
• Haz ejercicio moderado.
• Aliméntate en forma balanceada y toma toda el agua que puedas.

Dismenorrea secundaria
A veces, la menstruación dolorosa no se debe al ciclo menstrual en sí, sino que es causada por una enfermedad subyacente, como infección pélvica, quistes en los ovarios o trastornos circulatorios. Si el dolor es fuerte y persistente, acude con tu ginecólogo a la brevedad posible.

La endometriosis

La dismenorrea secundaria es un síntoma frecuente de endometriosis, una enfermedad en la que pequeñas porciones del endometrio (el revestimiento interno del útero) migran fuera de la matriz y se implantan en otros órganos de la pelvis o incluso más lejanos. Durante la menstruación, este tejido sangra y esta sangre es absorbida por los órganos circundantes, inflamándolos y causando mucho dolor. Se trata de un padecimiento grave, cuyos síntomas son fuertes cólicos que se agravan durante la menstruación, dolor intenso durante la relación sexual y al ir al baño. El tratamiento puede requerir de una cirugía para retirar el tejido que haya invadido otros órganos, así que no es buena idea dejar que la enfermedad avance. Si tus cólicos menstruales son demasiado intensos, es mejor que consultes a tu ginecólogo.

También podría gustarte
Comentarios