Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Ecología emocional para la pareja

Las relaciones ecológicas se basan en vínculos que no atan, sino que liberan, son relaciones que colaboran en nuestra construcción personal y que se basan en la libertad, la generosidad y el amor.

Consejos para una vivir la ecología de pareja

•  Agradecimiento: valorarse para valorar, agradecer las pequeñas cosas, generosidad, valorar lo que tienes, gratuidad, educar en la cultura del agradecimiento.
•  Amistad: intimidad, mirada comprensiva que no juzga, respeto territorial, sensibilidad, empatía, verdad, reciprocidad, familia elegida, invitación a crecer, compromiso y libertad.
•  Amor: libertad, inteligencia, sorpresa y descubrimiento, misterio, una nación a fundar, no dar al otro “por supuesto”, compromiso, renovarse, la no exclusividad, pasar de amor a amar, volar juntos pero no atados.
•  Alegría: reír, visión positiva, agradecer, pequeños placeres, la belleza, compartir emociones positivas, cantar, vivir el presente. ¿Qué escojo hoy: alegría o tristeza?
•  Compasión: ser buenos con nosotros mismos, ternura + empatía, sentir con el otro, favorecer la autonomía del otro, relación de ayuda.
•  Comprensión: apertura mental y afectiva, atención, vivir el presente, solidaridad y compromiso global.
•  Confianza: autoconocimiento, conciencia de los recursos personales, situar el centro o “punto de anclaje” en nuestro interior, aceptar el riesgo, cesión del control, asumir la incertidumbre, elegir relaciones ecológicas.
•  Curiosidad: obertura, exploración, interrogación, deseo de descubrir, cambio, mirada nueva, perplejidad, intuición.
•  Deseo: anhelar lo necesario, amar lo que se desea –deseo no es consumo–, gozo, sexualidad, placer.
•  Esperanza: ampliar el presente, situar la esperanza en un bien posible, pasar a la acción posible mientras esperamos, esfuerzo y tarea diaria.
•  Felicidad: incorporar la ética a nuestra vida, desarrollar un carácter compatible con la felicidad, elegir felicidad, solidaridad, generosidad, aplicar energías ecológicas… amar.
•  Fortaleza: la resistencia inteligente, apostar por uno mismo, asumir la aventura de vivir, vivir la incertidumbre, salir de la franja de comodidad.
•  Generosidad: ser generosos con nosotros mismos, aprender el placer de dar, aplicar el efecto boomerang, aprender a recibir, tener espíritu de servicio.
•  Serenidad: trabajar la coherencia entre pensar-sentir- actuar, cerrar círculos, desprenderse, eliminar rencores, resentimientos y odio, vivir el momento, contemplar la belleza, lentitud, “tempo”.
•  Silencio: paz interior, pausa, tranquilidad, meditación, contemplación, el respeto por la palabra.
•  Soledad: libertad de ser uno mismo, espacio de crecimiento personal, creatividad, intimidad, conexión con uno mismo, autonomía, saber vivir solo para poder vivir con los otros, armonía.
•  Ternura: ser tiernos con nosotros mismos para poder serlo con los demás, mirada, tacto, tono de voz, sonrisa, ritmo lento, calidez, acariciar, abrazar, encuentro, inocencia, recuperar la sensibilidad hacia todo lo vivo.
•  Voluntad: esperar un poco menos y querer un poco más, elección inteligente de los objetivos, perseverancia, esfuerzo, determinación, flexibilidad, compromiso con uno mismo y con los demás, trabajar la dificultad, la paciencia, el inconformismo, asumir el control de la propia vida.
•  Vitaminas emocionales: la vida, ternura: abrazos y besos, sonrisas, música, cantar, el humor, palabras de ánimo, amables, acoger, refuerzos positivos, agradecer; la belleza, la coherencia, la ética.

Disfruta la ecología emocional
Con estos conceptos y estas acciones aplicadas a tu vida diaria, podrás vivir una verdadera relación ecológica con tu pareja. ¿Qué esperas para ponerlos en práctica?

También podría gustarte
Comentarios