¡Ejercicio sin excusas!

¡Sí, vé al gimnasio!
Cualquier excusa basta para no ejercitarse. Una encuesta demostró que, además del costo y la falta de tiempo, muchas personas están en contra de que su pareja o sus hijos se ejerciten, pues a la mayoría les preocupa cómo afectaría la dinámica familiar. Para transformar esa falta de apoyo, procura organizar tu tiempo, además de hablar con tus familiares y explicarles por qué es tan importante dedicar un tiempo al ejercicio.

¿Asma temporal?
Mientras se ejercitan, muchas personas no pueden respirar bien y sienten presión en el pecho –una condición llamada “asma incluida”. No dejes que esto te prive del ejercicio que tanto necesitas; si éste es tu caso, empieza con ejercicios de calentamiento además de cubrir su nariz y boca con una bufanda para que el aire que respiras no sea tan frío. De ser posible, ejercítate cerca de una piscina techada, dado que el aire en ese ambiente es tibio y húmedo.

También podría gustarte

Comentarios