Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Ejercicios para tus pies

Cuida tus pies a base de ejercicios simples y agradables que ayudan a los músculos y a la circulación.
• Sentada, pon un lápiz en el piso y 20 veces haz como si quisieras levantarlo con la parte inferior de los dedos de los pies.
• Acostada, dobla una rodilla descansando el pie en el piso. Alza el otro pie y gíralo a la derecha 10 veces. Hazlo varias veces, alternando los pies.
• Flexiona un pie hacia arriba y uno hacia abajo, 20 veces, cambia de pie como si estuvieras pedaleando.
• Acostada, sube la punta de un pie y baje la del otro, alterna 10 veces. No sólo fortalece los pies, sino también las pantorrillas.
• Si es posible, camina en lugar de usar el auto.
• Camina de puntitas un largo rato, sobre todo si has estado sentada, sin moverte, un largo rato (viendo la televisión o frente a la computadora).

Practica la auto-reflexología
La reflexología es una práctica antigua, que data de miles de años atrás. La medicina oriental reconoció, por primera vez, que el masaje en los pies era una forma de diagnosticar y curar. En reflexología se entiende que todas las zonas del cuerpo se conectan mediante el flujo sutil que fluye desde la cabeza hasta los pies. Cuando se producen desórdenes en alguna zona, esta energía se interrumpe. El masaje en los pies logra desbloquear y restituir el funcionamiento normal de los canales energéticos, restableciendo así el equilibrio.
La auto-reflexología es el arte de darse a uno mismo el masaje de los pies. Esta técnica ofrece varias ventajas: combate el estrés, mejora la circulación, reduce los cuadros de ansiedad y evita el flujo de energía somática. Se ha descubierto que el masaje de los pies afecta positivamente la salud de la cabeza.

La técnica en casa
1. Con aceite aromático, fricciona los pies para calentarlos.
2. Abre canales energéticos y relaja el plexo solar. Alivia las emociones y calma.
3. Masajea cada uno de los dedos, especialmente el gordo, que corresponde a la cabeza.
4. En la planta del pie, masajea el metatarso para relajar la espalda y los hombros.
5. A lo largo del arco del pie, masajea con el pulgar, para aliviar directamente la columna vertebral.
6. Por último, aplica una mascarilla revitalizante unos minutos.

Agradecimiento:

Agradecemos al Centro de Estética utilisima.com por su apoyo en la información y fotos de auto-reflexología.

También podría gustarte
Comentarios