Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El aromático café

iStockphoto/Thinkstock
El café ha sido y sigue siendo muy cuestionado. Se sabe que muchas de las bondades de esta bebida ofrecen beneficios a la salud. Hasta el siglo XVIII se seguía vendiendo en las farmacias, e incluso era recomendada por los médicos.

Además de su aroma y sabor, el café tiene propiedades interesantes para luchar contra determinadas patologías como la cirrosis hepática y el Parkinson.

El café se debe consumir en cantidades moderadas que varían dependiendo de cada persona, ya que son varios los factores que influyen: el metabolismo, el tipo de preparación, el tipo de mezcla, el estado de salud de cada individuo, entre otros.

Estudios  realizados sobre los efectos del consumo moderado de cafeína, han demostrado que:
1) Estimula el sistema nervioso.
2) Favorece la concentración.
3) Mejora el tiempo de respuesta y el rendimiento en tareas de memoria a corto plazo.
4) Mejora el humor.
5) Favorece a la respiración, a la digestión.
6) Ayuda a reducir la sensación de hambre, resultando un gran apoyo para la pérdida de peso.
7) Potencia la acción de los analgésicos y puede resultar un buen remedio contra el dolor de cabeza.

Existen varios mitos y creencias alrededor del consumo del café. Sin embargo, los estudios más recientes se han encargado de dejarlas atrás.  El consumo de esta bebida en cantidades razonables, no afecta al corazón ni altera el sueño. Por lo contrario, contiene unas sustancias denominadas polifenoles las cuales tienen una función antioxidante, y pueden ser de gran ayuda para mejorar la calidad de vida de las personas, ayudando a retrasar el envejecimiento de las células y brindando protección ante las mutaciones celulares.

Agradecimiento: AMECAFE

También podría gustarte
Comentarios