Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El chakra de las relaciones

Maria Teijeiro/ Photodisc/Thinkstock Existe una energía que, al parecer organiza cuándo y dónde conocemos a las personas y cuanto más consciente estés del uso de la energía de tu Segundo Chakra, mejor te relacionarás con lo que te rodea.

Cuando las relaciones de pareja no marchan bien, es necesario que analices cómo están tus chakras, los centros de energía que se encuentran en tu cuerpo.
El Segundo Chakra es el chakra de las relaciones, corre a lo largo de tu columna vertebral, se localiza entre el pubis y el punto del ombligo. Es la energía de creación que es a la vez biológica y espiritual; deseamos engendrar hijos y también dar forma física a nuestra energía creativa, lo que es esencial para 
la salud física y espiritual.

Salud emocional
La palabra “chakra” quiere decir rueda y son centros de energía que están localizados a lo largo de toda la columna vertebral en forma de rueda. Este chakra 
es uno de los que más representan cómo está tu vida con respecto a los demás.
En sánscrito, el Segundo Chakra es Svadistana, que quiere decir “dulzura”.
El elemento de este chakra es el agua, por lo tanto, le corresponden todas las funciones que tienen que ver con los líquidos: la circulación, el sistema urinario, 
la sexualidad, las emociones, las sensaciones, el placer, el movimiento y lo referente a la nutrición.
El color predominante del Segundo Chakra es el naranja, está asociado al gozo, a la sabiduría, a la sociabilidad, a la comunicación. Según los investigadores, está ligado a nuestra salud emocional y al sistema muscular.
El color naranja estimula y renueva tu energía, te allana el camino para poder liberarte de partes emocionales rígidas y ayuda a aumentar tu autoestima.

Sus orígenes
La energía del Segundo Chakra comienza a vibrar y a hacerse notar alrededor de los 7 años. A esa edad, los niños empiezan a relacionarse con otros niños y con otros adultos, fuera del entorno hogareño. Por medio de estas primeras interacciones, ellos empiezan a individualizarse, a entablar relaciones y explorar su poder de elección.
Todo aquello a lo que te adhieres para mantener el dominio de tu vida externa, como la autoridad, otras personas o el dinero, está ligado, mediante el Segundo Chakra, a tu campo energético y cuerpo físico. Incluso, las enfermedades que se originan en este centro de energía son activadas por el miedo a perder ese dominio.
La energía de este centro te capacita para desarrollar un sentido de identidad personal y fronteras psíquicas protectoras.
La energía del Segundo Chakra de un ego físico sano, te capacita para relacionarte con el mundo sin tener que negociar o venderte; es la energía de la autosuficiencia.

Desarróllalo

Cuando el Segundo Chakra está bien desarrollado, tienes opiniones, haces distinciones, te gusta el azul pero no el rojo, prefieres el calor al frío, no eres una persona a la que le faltan contrastes y contornos.
Si este chakra está balanceado, la sexualidad se vuelve variada, alegre y expresiva, rara vez tienes manifestaciones de confusión, lucha, dolor o perversión.
Al tener tu Segundo Chakra saludable, favorecerás los procesos de pensamiento con un sano interés en la vida y en el potencial futuro que se expresa en entusiasmo y buena disposición de seguir adelante de una manera positiva y constructiva.
Este chakra proporciona energía a todo el organismo y lo alimenta mediante la absorción de los nutrientes de las comidas, así como del contacto físico afectuoso 
con otras personas.
Un chakra sano revela una energía expansiva y un interés sano por la alimentación. Si este chakra se desequilibra, producirá perturbaciones en tus procesos digestivos y la asimilación de sustancias cruciales para la vida, te fatigarás y perderás el apetito. Si bloqueas este chakra, serás incapaz de responder a estímulos externos.

También podría gustarte
Comentarios