El Check up del amor

Cuando alguien nos pregunta después de que hemos pasado mucho tiempo sin pareja, que si estamos listos para enamorarnos, la respuesta puede ser un sí convencido, acompañado de un “estoy en espera de que llegue la persona indicada”. Pero nos olvidamos de un aspecto relevante que es tener una autoestima sana para lograr que la relación perdure y esté limpia de situaciones desgastantes como los celos, el chantaje y otra gran gama de auto sabotajes.
¿Por qué hablar de autoestima como una base para el amor? Porque a partir de que nos aceptamos como personas dignas de ser amadas el trato hacia el otro será de confianza, benevolencia y amor, como lo explica Nathaniel Branden, autor del libro La autoestima de la mujer, Editorial Paidós. Y agrega que cuando ocurre lo contrario es muy difícil lograr que el este sentimiento se manifieste pues existirá la duda en cuanto a que las relaciones afectivas de este tipo no pueden ser reales, sinceras y mucho menos duraderas.

Diagnóstico del corazón

Claro que cuando un noviazgo termina, sin importar las condiciones en que se haya dado la despedida, hay un sentimiento de pérdida y fracaso que nos impide de momento volver a confiar en que se puede volver a apostarle al amor. Sin embargo, es a partir de la autoestima que se hace posible mitigar el dolor y estar dispuesto a observar en los otros sus cualidades y fallas desde un punto de vista justo y real.
En el campo de la búsqueda del amor, ocurre lo mismo que cuando una mujer se embaraza: realizan una revisión a su estado de salud y se someten a los tratamientos necesarios para mejorar en aquéllas áreas en las que se encuentran vulnerables. El resultado en la mayoría de los casos, se refleja en una gestación sana, sin complicaciones y el nacimiento de un bebé saludable.
“Para aspirar a una relación estable y positiva es necesario que las personas analicen si están preparadas para ello, esto implica cerciorarse de que tiene una buena autoestima, de que está lista para buscar a alguien con quien compartir, crecer y de ver en el otro a un ser preciado y no como un instrumento que cumplirá nuestra necesidades o que nos va a rescatar. De lo contrario es evidente que se ligarán en relaciones nocivas, codependientes y que no tienen un futuro prometedor”, explica Hans Olvera, catedrático de la Universidad Iberoamericana.

Remedios para el mal de amores

La idea que se tiene de sí mismo es un punto de partida para imaginar cómo viviremos el amor. No basta con hacer la promesa interna de que esta vez será diferente sino que hay que poner manos a la obra para asegurar, en la medida de lo posible que así sea, por esta razón es importante aceptarnos como personas dignas de ser amadas.
Si no lo creemos, dice Nathaniel Branden: “Puedo intentar establecer una relación amorosa, pero mis cimientos están socavados. Y en mi inseguridad corrompo el amor exigiendo demasiadas garantías, dando rienda suelta a una actitud irracionalmente posesiva, convirtiendo en una catástrofe cualquier pequeño roce, buscando el control a través de la subordinación o la dominación, inventando formas de rechazar a mi pareja antes de que él me pueda rechazar a mí. Las posibilidades de sabotaje son ilimitadas”.

Un paso a la vez

Ciertamente el amor es un bien muy codiciado, de una u otra forma los seres humanos estamos a la caza de él, pero por el hecho de desear que éste sea perdurable no se puede perder de vista que antes de buscarlo hay que saber con claridad qué es lo que esperamos de él, preguntarnos: ¿por qué deseo tener una pareja?, ¿qué espero de ella y qué estoy dispuesto a dar?, nos ayudará a entender si en realidad es amor lo que deseamos recibir, si simplemente buscamos una salida a la soledad o si lo hacemos por presión social, en esta búsqueda de razones pueden aparecer algunas que ni siquiera nos imaginamos.
La forma en que nos expresemos de este sentimiento y de cómo nos sentimos con respecto a él, es una brújula que nos indicará si es necesario darnos un tiempo para trabajar en la propia autoestima y asegurarnos de que cuando el amor llegue estaremos preparados para crecer en él y hacerlo perdurable.

También podría gustarte

Comentarios