El corazón, ¿peleado con el sexo?

Según resultados de un estudio norteamericano, la actividad sexual no está contraindicada en las personas con problemas de corazón de bajo riesgo.

La mayoría de los hombres y las mujeres con hipertensión controlada o que han sufrido un ataque cardiaco sin complicaciones pueden practicar con seguridad el sexo y ser tratados por disfunción sexual bajo la aprobación de su médico.

En general, los pacientes que pueden disfrutar el sexo son: quienes no experimentan ningún síntoma de su enfermedad, quienes tienen hipertensión controlada por medicamentos o quienes tienen angina moderada.

Los individuos que han superado con éxito un tratamiento para males cardiacos como una angioplastia o un ataque cardiaco antiguo sin complicaciones, también se hallan dentro del grupo de bajo riesgo. Ahora sí, ¡a disfrutar!

También podría gustarte

Comentarios