Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El decálogo del buen papá

El decálogo del buen papá
iStockphoto/Thinkstock

1. Respeta a la madre de tus hijos

Para los niños, mamá y papá son lo más importante. Si estás casado, esfuérzate en conservar un matrimonio armónico. Si no lo estás, es importante que respetes y apoyes a la madre de tus hijos. Cuando los pequeños ven que sus padres se respetan mutuamente, perciben con mayor facilidad que ellos también son aceptados y respetados. Si los padres no llevan una buena relación, los hijos no desarrollan una afectividad sana.

Papá e hijo
Digital Vision/Photodisc/Thinkstock

2. Exprésales tu cariño

Los niños necesitan la seguridad de saber que son amados (los adolescentes, además, que son aceptados). Una muestra de cariño le demuestra a los chicos que sus padres los aman y están ahí para ellos. Hazles sentir que disfrutas su compañía.

3. Sé generoso con tu tiempo

El modo en que empleas tu tiempo le dice a tus hijos lo importante que son para ti. Si siempre pareces ocupado, ellos se sentirán rechazados, es fundamental que pases tiempo con tus hijos. Es sano realizar actividades con toda la familia, y también es bueno que reserves tiempo para cada uno en particular.

4. Realiza actividades con tus hijos

El deporte, los paseos y la risa son excelentes actividades para promover la convivencia y elevar la alegría familiar. Compartir un alimento juntos al día es otro factor importante para la salud de la vida en familia.

El decálogo del buen papá
Digital Vision/Thinkstock

5. Haz de la comunicación una prioridad


Tus palabras y conductas afectan la autoestima en el desarrollo de los chicos. Son el vehículo para mostrarles respeto, aceptación y afecto. Los chicos quieren y merecen explicaciones al igual que los adultos. Tómate tu tiempo para darles razones. De este modo tus hijos conocerán los motivos en los que basas tus permisos, libertades y formaciones para la vida.

6. Ofrece un buen ejemplo

El papá es un modelo a seguir por sus hijos o hijas aunque no lo notes. Sé consciente de que estás siendo observado por ellos. Un padre que enseña a sus hijos sobre lo bueno y lo malo los anima a hacer lo mejor, es una ayuda básica para que los chicos aprendan a tomar buenas decisiones. Modela las cualidades que deseas inculcar en ellos: honestidad, responsabilidad, respeto, amabilidad, tolerancia y sinceridad. Da las gracias y ofrece elogios con frecuencia. Sobre todo, trata a tus hijas e hijos como esperas que ellos te traten. El adolescente tiende a tomar como modelos menos a sus padres y más a sus amigos. Continúa ofreciendo orientación, motivación y una disciplina adecuada mientras les permites ganar independencia y autonomía.

7. Toma en cuenta tus limitaciones y necesidades de padre


No trates de ser perfecto ni de tener todas las respuestas. Procura poseer expectativas realistas para ti, tu pareja e hijos. Aprende a administrar tu trabajo como padre. Enfócate en las áreas que requieran más atención y no trates de componerlo todo a la vez. Reconoce cuando estás fastidiado. Toma un tiempo libre para hacer algo de tu agrado, solo o en pareja. Ocuparte de tus necesidades no te hace egoísta, simplemente quiere decir que ves por tu bienestar, lo que también es una enseñanza.

8. Disciplina con amor

La disciplina es básica en todas las familias. Tu objetivo es ayudar a los chicos a elegir conductas adecuadas y aprender autocontrol. Recuérdale a tus hijos que sus actos tienen consecuencias. Para tener éxito al disciplinar es fundamental ser consistente al señalar conductas inadecuadas y sus consecuencias. Elogia el esfuerzo personal y las contribuciones a la familia y a la comunidad.

El decálogo del buen papá
iStockphoto/Thinkstock

9. Muestra que tu amor es incondicional


No utilices las palabras como armas, elije tus frases con cuidado. Explícale a tu hijo que todos cometen errores y que aún así los amas, aunque no aceptes su conducta. El amor incondicional, las palabras y los actos respetuosos son las mejores vitaminas para la autoestima de los chicos.

10. El trabajo de padre nunca termina


Un buen trabajo del padre deja huella de amor en los hijos. Incluso después de que han crecido y abandonado la casa paterna, ellos regresarán en busca de la sabiduría y el consejo de papá. El padre desempeña un papel básico en las vidas de sus hijos mientras crecen, y quizá también cuando se casen y construyan su propia familia.

También podría gustarte
Comentarios