Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El derecho de perder

Perder duele, es algo que los seres humanos debemos tener siempre en mente. El asunto es cómo manejarlo, para que no nos quite la confianza y la convicción de ser exitosos. La competencia es parte de la vida y está presente en cada uno de los ámbitos en los que nos toca desenvolvernos, por lo tanto la posibilidad de que nos alcance la derrota está latente, sin que ello signifique permitir que ésta sea la protagonista desde el momento en que empezamos a medir fuerzas, la clave descansa en aprender a analizar cómo es que se asume un mal resultado.iStockphoto/Thinkstock

En el futbol, un equipo cuando sale a la cancha lleva una mentalidad ganadora, sin embargo, a pesar de que exista un plan de trabajo previo, no es una constante salir con un resultado a favor. Lo que se hace en estos casos es estudiar la situación y tratar de detectar cuáles fueron las áreas de debilidad, así como las fortalezas y los puntos de mejora. Si se aprende de las fallas se podrá trabajar sobre ellas, y también construir un espacio en el que sea posible aprovechar sus virtudes para explotarlas.

 “Hay de derrotas a derrotas”

Seguramente hemos escuchado esta expresión muchas veces y desde mi punto de vista, hace mención, casi en su totalidad, al aspecto mental y de actitud que se tiene al momento de enfrentar un mal resultado. Si un equipo lucha, se entrega y hace lo hasta lo imposible por ganar es muy probable que sea elogiado y reconocido, a pesar de haber perdido y estará más cerca de obtener un triunfo debido a que sin importar el resultado nunca dejó de hacer su labor.

En cambio, un conjunto que desde la cancha mostró su incapacidad para mantenerse activo en la pelea, pierde el entusiasmo y el compromiso, no solamente pondrá en tela de juicio su desempeño, además se encontrará cada vez más lejos de volver a la senda del triunfo, porque en su mente no está la idea de mejorar sino simplemente de plantarse en el campo y cumplir en ese momento, sin mayor expectativa.

Lo que ocurre en la vida diaria no es diferente, nos enfrentamos a una serie de retos que en ocasiones nos hacen sentir frustrados y que pueden fácilmente hacernos pensar que lo mejor es renunciar a cumplir con los objetivos planteados. Lo importante no es renunciar y sí buscar la oportunidad de hacer un trabajo sobresaliente en la siguiente ocasión. La cuestión es que estés satisfecho con lo que hiciste y saber que agotaste todas las instancias para tener el resultado que querías.

La familia también cuenta

En este campo también tenemos que aprender a hacerle frente a la frustración, cuando se trata de enseñarles nuevos aprendizajes a nuestros hijos. A veces nos esforzamos porque asimilen algo y si no lo hacen de la forma en que lo habíamos programado llegamos a sentirnos desilusionados e incluso la actitud hacia ellos cambia, no obstante la forma en que podemos cumplir con esa tarea es intentando de distintas formas, buscar entre todas las que existan aquélla que facilite su realización.

Cuántas veces nos hemos enterado de historias de personas que luego de mucho esfuerzo logran alcanzar sus objetivos, gracias a que fueron perseverantes y que tuvieron la decisión para aprender de sus errores y de enfrentar la frustración.

Para finalizar, hay que preguntarse qué hemos hecho para alcanzar nuestras metas y cómo se logró la primera vez que se intentó. No dejes que una derrota te aleje de tus sueños.
*Joaquín Beltrán es ex futbolista de la Primera División del Futbol mexicano.

Para saber más

Sigamos creciendo con nuestros hijos
Angela Marulanda
Editorial Norma

“La perseverancia es el motor del éxito”

También podría gustarte
Comentarios