El ejercicio, indispensable en la vida del adolescente

Barry Austin/Photodisc/ThinkstockEn la adolescencia aún persiste la tendencia al sedentarismo debido al exceso de televisión, videojuegos y computadoras. No obstante, como el adolescente empieza a adquirir conciencia de su físico, es más factible que tome por cuenta propia la iniciativa de ponerse en forma.

Un reciente estudio orientado a esta población ha comprobado que el ejercicio estimula su sistema inmunológico y aumenta el número de glóbulos blancos, entre otros efectos positivos. Durante la infancia y la adolescencia, la respuesta que den los glóbulos blancos a la actividad física influye en el desarrollo del sistema inmunológico y en el proceso de crecimiento.

El objetivo concreto de este estudio, realizado por un equipo de la Universidad de California (EEUU), era determinar el efecto de un ejercicio intenso sobre los leucocitos (células blancas) y sobre la adhesión molecular.  En él participaron 11 chicos de entre 14 y 18 años, que accedieron a practicar durante hora y media una sesión de lucha libre, considerada como una actividad bastante intensa. A todos ellos se les extrajo una muestra de sangre antes y después de la sesión.

Los resultados mostraron que la lucha libre, además de incrementar los glóbulos blancos en circulación, aumentó también el número de células asesinas naturales. Éstas consisten en un grupo diferenciado de glóbulos blancos que circulan en la sangre y defienden al organismo del desarrollo de células cancerígenas y de infecciones causadas por microorganismos como virus, bacterias y parásitos. Sin embargo, a pesar de haber descubierto la estimulación que el ejercicio produce en el sistema inmunológico, los autores no han podido determinar con exactitud los efectos concretos de esta estimulación. Lo que sí señalan es que la estimulación del sistema inmune en estas edades puede jugar un papel importante en su desarrollo posterior.

También podría gustarte

Comentarios