El encanto del rubor

iStockphoto/ThinkstockEl rubor es fundamental para lucir fresca, pero si no sabes aplicarlo puedes arruinar el resto del maquillaje. Saber aplicarlo es fundamental para lograr un aspecto sano. Para ello, sigue los consejos que te presentamos a continuación.

1. Tira tu brocha si está vieja o las cerdas están abiertas. En su lugar, busca una brocha mediana o pequeña para dar pinceladas con precisión.

2. La primera pincelada de rubor se da justo en la parte superior del hueso de la mejilla. Después se expande a lo largo del hueso.

Rostro delgado y anguloso. Da color con una tonalidad suave en las áreas más prominentes del rostro, como frente, mejillas y debajo de la boca, es dónde se colocarán los toques de rubor para atenuar los ángulos resaltados.

Rostro redondo. Aplica el rubor en forma de triángulo extendiéndolo hasta las sienes. También puedes crear puntos de luz con un tono claro en la barbilla y la frente. Para dar la ilusión de que tu rostro es más alargado utiliza los toques de rubor en las diagonales del rostro, concentrando la carga máxima en el extremo superior del pómulo. Intensifica el efecto dando un toque de iluminador en el centro de la frente, en la parte superior de las mejillas y debajo de la boca.

Mejillas prominentes. Aplica el rubor en la región externa de la mejilla en dirección a las orejas, y sigue hacia abajo. El objetivo es aminorar lo redondo de las mejillas. Por último, ilumina el centro de la frente.



Rostro alargado. Aplica el rubor en la región frontal del rostro, en el centro de las mejillas, pasando suavemente la brocha en el área de la nariz. Opta por un rubor rosa en lugar de beige o marrón, dado que éste le ofrece un aspecto saludable a tu piel. Recuerda que la pincelada tiene que empezar a la altura de las aletas de la nariz y ascender hacia las sienes por debajo de los ojos.

Rostro cuadrado.
La carga máxima de rubor va en la parte superior de las mejillas para oscurecer los laterales y afinar discretamente el contorno del rostro. Por último, ilumina el centro de la frente y da un toque por debajo de la boca.

Rostro triangular.
El reto es suavizar tus facciones. Para ello, aplica un tono claro en la parte más alta de las mejillas, y otro más oscuro en la frente y en la zona de las ojeras.

También podría gustarte

Comentarios