El hogar taller de Martha Chapa

Martha siempre se ha expresado con libertad cuando pinta, escribe o cocina, y tiene el don de que todo lo convierte en una creación única y exquisita.

La sencilla chimenea, hecha de cantera, está decorada con la fruta favorita de la pintora: las manzanas. Muchas de ellas son velas que, prendidas, le dan un encanto muy cálido y especial.

La decoración de su taller es clara y limpia.  Una imagen de Sor Juana Inés de la Cruz, “vestida” con manzanas logra un ambiente ideal para que este santuario de inspiración.

En su comedor, donde recibe como una gran anfitriona, la mesa está puesta con vajilla y copas mexicanas, que         marcan un estilo auténtico.  Al fondo, en el trinchador, se observa una parte de su increíble colección de manzanas.

Éste es otro aspecto de su taller: un sofá cómodo, de líneas definidas y una mesa en forma de manzana. Así, Martha interpreta el minimalismo necesario para tener un ambiente tranquilo y creativo.

También podría gustarte

Comentarios