¡El peso adecuado para ti!

0

El peso ideal de cada persona depende totalmente de la constitución corporal, de su edad y sexo. Desde hace algún tiempo existe una fórmula para conocer matemáticamente el cálculo adecuado del peso, por si se cae en el sobrepeso o la delgadez extrema. La Organización Mundial de la Salud ha propuesto un índice para determinar estas situaciones, se trata del Índice de Masa Corporal. El cálculo es tan sencillo que cualquiera puede hacerlo, multiplica lo que mides en metros y centímetros por sí misma, es decir, elévala al cuadrado. Luego divide los kilos por la cifra resultante anterior.

Ejemplo: si mides 1.65 m y pesa 52 kilos:
• Debes multiplicar 1,65 por 1,65 = 2, 72 m2
• Ahora debes dividir 52 por 2,72 = 19,11
• El Indice de Masa Corporal es 19,11. Esto quiere decir que su peso está bien.

Según los expertos:
• 30 o más: indica obesidad
• 25 a 29: indica sobrepeso
• 19 a 24: indica normal
• Menos de 18: delgadez extrema

Músculos pesados

En algunas ocasiones ocurre que las estaturas y contexturas similares llegan a pesar diferente, estos casos se deben a la densidad muscular u ósea, es decir que hay algunas personas cuyos músculos y huesos pesan más y, sin embargo, no están gordas. Esto les sucede muy a menudo a los deportistas.

Asunto de contextura

Se habla de tres constituciones corporales y el peso de ellas puede ser perfectamente diferente porque entre cada una, masa muscular, masa adiposa y esqueleto, se reparten el peso total del cuerpo.

¿Cuál es la constitución de tu cuerpo?
La forma de nuestro cuerpo habla por nosotros mismos, estas son las características:
• Longilínea: la sensación óptica es de ser estrecho y alargado. La estatura es superior a la envergadura de los brazos; las piernas son largas y la musculatura y el tronco son muy finos.
• Normilínea: corresponde al desarrollo armónico de todos los órganos, con miembros bien formados y musculatura media. La estatura corresponde a la abertura máxima de los brazos.
• Brevilínea: son personas con las formas cuadradas, con tendencia a la obesidad y una estatura relativamente baja. La musculatura está bastante desarrollada y la fortaleza corporal es evidente a simple vista.

El peso que te hace feliz

La realidad de todo este asunto es que el peso ideal es aquel que te hace feliz, independientemente de cualquier tipo de estadística. Todo esto sin olvidar el sano desarrollo de las funciones biológicas de cada individuo.

La gran mayoría de los especialistas en nutrición consideran a la “complexión” como parámetro fundamental: el diámetro de los hombros, muy variable según cada persona, indica si es pequeña, mediana o grande. Dentro de cada complexión se establece una gama, basada en el perímetro de la muñeca:
• Débil: por debajo de 16 cm
• Mediana: 16 a 18 cm
• Ancha: 18 a 20 cm
• Maciza: por encima de 20 cm

El perímetro de la muñeca que está cubierta por una pequeña porción de grasa y músculo, indica el espesor del esqueleto en general (esqueleto ligero, mediano o pesado).

En cuanto a la edad, se debe conservar el mismo peso a partir de los 25 años aproximadamente, con ligeros aumentos luego de la cuarta década. Es natural que la mujer experimente un incremento de peso a partir de la menopausia, con una redistribución de la grasa corporal. Por otro lado, las mujeres en edad fértil aumentan de peso los días previos a la menstruación, hecho que se considera normal mientras no sobrepase los 2 kg.

El sexo es otro factor determinante del peso: el hombre tiene mayor desarrollo de masa ósea y muscular, y el músculo es mucho más pesado que el tejido graso. Es por ello que se han diseñado tablas de pesos teóricos para hombres y tablas para mujeres.

Tambien te puede interesar