Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El poder de las palabras en el amor

El uso adecuado del lenguaje es de gran importancia, pero definitivamente es de más importancia la intención que se encuentra detrás de las palabras.
Uno se puede dar a conocer a través de éstas; se puede conocer a una persona en su más profundo ser; se puede saber lo que en ese momento la persona estaba sintiendo. Esto lo podemos experimentar fácilmente al leer un libro, un poema, una noticia o simplemente la carta de un amigo.
Con nuestras palabras podemos lastimar, herir, ayudar, animar o dar consuelo. ¿Te has detenido a considerar alguna vez la intención que hay detrás de tus palabras? ¿Qué es lo que realmente quieres? ¿Qué es realmente lo que necesitas?

El conjunto de palabras constituye un lenguaje que refleja la estructura de cómo nos comunicamos; y estamos de acuerdo en que éste es poderoso y es una parte importante en la formación de una cultura.
Cada palabra tiene un significado que ha sido usado a través de los siglos y con ellos ha generado una fuerza propia, se ha energizado y tiene sus propias vibraciones.
Por esta razón en la antigüedad, principalmente en los ritos religiosos, el lenguaje era utilizado para esconder los verdaderos mensajes, significados o símbolos que hacían llegar pero no en forma consciente, el mensaje. Se podría decir que a través de la fuerza o energía propia de la palabra llegaba un mensaje subliminal.

¿Qué sientes cuando escuchas la palabra amor? Todo lo que sientas dependerá de cómo hayas vivido el amor, o de cuáles sean tus expectativas de éste. Es necesario sentir las palabras que decimos porque del sentido que les demos al usarlas les daremos toda su fuerza y conseguiremos que nuestro interlocutor las reciba de esta forma para así lograr lo que realmente queremos.

El amor
Debemos abrir nuestras mentes, nuestro corazón y nuestra alma para vivir esta nueva experiencia. Conocernos desde lo más profundo de nuestro ser es el primer paso para poder encontrar el amor. Cada uno de nosotros somos únicos. Nunca ha existido ni existirá otra persona exactamente igual a ti. Si valoras y desarrollas tus propias cualidades cultivarás una riqueza interna, confianza y autoestima. Todos estos atributos atraerán a otras personas hacia ti.
Todo lo que decimos desde el fondo de nuestro corazón, se convierte en algo mágico. Y es así como podemos atraer el “amor” a nuestras vidas. Sí estás decidida y abierta para el amor ¡pídelo! ¡Invócalo!
La magia del amor se encuentra en la libertad. En el momento de pedir que el amor llegue a nosotros, no debemos estar pensando en una persona determinada, sino por el contrario, debemos pensar únicamente en las cualidades que nos gustaría que tuviera y la felicidad que nos daríamos mutuamente.
Si estás preparada para recibir el amor, pero sólo piensas en una persona en particular, posiblemente has tenido el amor frente a ti y no te has dado cuenta.

Examina tu vida y ábrete a nuevas posibilidades:
• Acéptate primero plenamente para poder aceptar a otra persona incondicionalmente.
• Abre un espacio en tu vida para tener un compañero.
• Limpia tu recámara del pasado, invitando a que un nuevo amor entre.
• Deja libre tu calendario para conocer a alguien. ¡Desocúpate!
• Observa tus pensamientos. Si éstos son negativos estarás repeliendo automáticamente la posibilidad de encontrar el amor.
• Evita generar grandes expectativas del posible candidato.
• Escríbele una carta a tu pareja ideal, siempre en tiempo presente como si la tuvieras enfrente.
• Practica lo que más te guste hacer, seguramente tu posible alma gemela estará haciendo lo mismo o por lo menos le gustará mucho verte feliz.
• Ayúdate con lo que dice el Feng Shui: poner en el ángulo superior derecho de tu recámara y/o de tu casa un corazón, ya que este punto representa la posibilidad de atraer una relación a tu vida.

También podría gustarte
Comentarios