El tabaco afecta tu imagen

El hábito del tabaquismo impacta de forma negativa en el aspecto físico de las personas, toda vez que los fumadores pueden presentar diversas afecciones dermatológicas como manchas y envejecimiento prematuro de la piel. Además, afecta la salud de la piel porque no permite la correcta oxigenación a todos los tejidos.

La mayoría de los fumadores no están conscientes del daño que el tabaco ocasiona no sólo en la salud, sino en la imagen y apariencia física; algunas personas desarrollan pigmentaciones oscuras en la piel, dedos y uñas. También provoca la aparición de arrugas y manchas en la cara por la afectación del humo del cigarro en la producción de colágeno, cuya función es mantener la piel sana y flexible.

Las arrugas en un fumador son más anchas y profundas, las cuales pueden aparecer desde los 30 años de edad porque la piel se torna más seca y carece de vitamina “A” y “C”, las cuales son necesarias por su función antioxidante. Incluso los labios se adelgazan y en algunos casos se puede desarrollar cáncer por los efectos de la combustión del tabaco, que a su vez genera el desagradable aliento característico del  fumador, al tiempo que el olor se impregna en las manos y el cabello.

También provoca cambios en la coloración de los dientes. La pigmentación se debe a que la nicotina se adhiere directamente al esmalte pero más allá de eso, también las encías se debilitan con la inherente pérdida de piezas dentales a largo plazo.

Existen diversas terapias y tratamientos para dejar de fumar y evitar todas las afecciones, solo debes consultar a tu médico para él te indique el tratamiento a seguir.

 

También podría gustarte

Comentarios