Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El tapiz: tu aliado en decoración

El tapiz ha representado la mejor opción para vestir los muros de los inmuebles que habitamos.

¿Por qué usar tapiz?

Al colocar tapiz en las paredes, puedes dar a tu casa un estilo particular. Este recurso ofrece numerosos beneficios:
• Da más luz u oscurece una habitación.
• Genera un ambiente cálido y confortable.
• Revela la personalidad de quien habita el inmueble.
• Acentúa la presencia de ciertos muebles o artículos decorativos.
• Cubre imperfecciones de la superficie de los muros que la pintura no tapa.
• Es económico y fácil de instalar.
Tipos
• De tela. Elaborado a base de fibras textiles. Para fijarse, necesita un adhesivo especial.
• Aterciopelado. Tiene dibujos en relieve y textura aterciopelada, con base de papel o de vinilo.
• De vinilo. Es el más común. Resulta muy fácil de instalar y de quitar.
• Texturizado. Aquel sobre el cual se puede pintar. Tapa imperfecciones de los muros.

A su vez, estos tipos ofrecen diversas posibilidades de instalación:
• Papel preengomado. Posee una capa de adhesivo, la cual se activa con agua o un producto especial elaborado por el fabricante.
• Papel autoadhesivo. No necesita pegamento, agua ni activador. Sólo se desprende la hoja protectora y se pega el papel.
• Papel no preengomado. Requiere pegamento o adhesivo para su colocación. Le sugerimos utilizar el producto recomendado por el fabricante.

Los pasos
1. Evalúa la habitación. Ya sea una recámara, la sala, la cocina o toda la casa lo que quieras remodelar, decide qué tipo de ambiente quieres crear: clásico, romántico, moderno, barroco, etcétera. Decide qué muebles quieres conservar y cuáles no, o pienses si quieres cambiar alguno de lugar. Tomando en cuenta la decoración de la habitación, considera el tipo de tapiz que le vendrá mejor.

2. Consigue muestras. Antes de comprar el tapiz, compara varios modelos. Algunas tiendas permiten llevar a casa un muestrario. Ésta es una gran ventaja, puesto que te ayuda a visualizar la forma en que lucirán diversos diseños con la decoración de tu hogar. Haz pruebas a diferentes horas del día, pues la intensidad de la luz hará variar el aspecto de tus paredes.

3. Elige un tipo de tapiz y diseño.
Consulta con el vendedor el tipo de tapiz que te conviene: ciertas texturas son mejores para cocina o baño, mientras que otras son adecuadas para la recámara o la estancia. Considera también tu estilo de vida y si tienes hijos pequeños o mascotas.

4. Toma medidas. Mide de pared a pared y de techo a piso. De preferencia, elabora un plano de la habitación en el que incluya las ventanas, puertas, clósets y todas aquellas zonas que no se tapizarán. Lleva esta guía cuando compres el tapiz para que te ayuden a calcular cuántos rollos se necesitarán.

5. Si tú vas a instalar el tapiz, asegúrate de seguir las instrucciones marcadas en el empaque. En general, los utensilios que necesitarás son: regla o escuadra, tijeras, cúter, nivel, lápiz, pegamento especial para tapiz, lija, rodillo o brochas, cinta adhesiva.

La limpieza
Consulta las instrucciones de limpieza de su tapiz, pues éstas varían de acuerdo a su textura y composición. En general, las manchas pueden ser removidas con agua y jabón. Trátalas lo más pronto posible para prevenir la decoloración del tapiz y siempre haz una prueba en una zona pequeña de la pared antes de desmanchar.

También podría gustarte
Comentarios