El triunfo a través de la mente

La meta aún se ve lejana y las piernas comienzan a pesar como si fueran dos bloques de cemento. Los dolores le aquejan. El corredor por momentos siente deseos de cejar en su empeño y darse por vencido. Cubrir los 42 kilómetros 195 metros que comprende la prueba de maratón, parece un objetivo imposible de alcanzar.

Sin embargo, el atleta saca fuerzas de flaqueza, se concentra, trae a la mente un pensamiento que lo motiva y hace un segundo esfuerzo. Desde luego, los dolores no desaparecen, el cansancio tampoco, pero él está mentalizado para cumplir su sueño.
Al final logra su cometido. Corre toda la distancia y es felicitado por su gran esfuerzo.

Correr una maratón no es tarea sencilla

Gerardo Morales Fernández lo sabe. El atleta mexiquense, con 25 años de experiencia en estos menesteres y reciente ganador del maratón de Costa Rica, asegura que esta prueba atlética requiere de una exhaustiva preparación física y psicológica. Una y otra van de la mano. Ambas son fundamentales para alcanzar el triunfo.

Generalmente, explica, entre el kilómetro 30 y 35 al corredor lo asalta “un cansancio generalizado que lo llena de temores y por un momento la tentación de abandonar la competencia es fuerte. Sin embargo, ahí es cuando la preparación psicológica te saca adelante”.
Y es que, precisa, cada vez se tiene más conciencia de que la maratón es un símbolo de resistencia física, pero también mental. Incluso, en ocasiones atletas con condiciones naturales para la práctica de esta prueba y el entrenamiento físico suficiente, no terminan la agotadora competencia por carecer de una adecuada preparación mental.

De esta manera, a la par de un buen programa que nos otorgue la resistencia física necesaria, debemos implementar otro que nos proporcione la motivación suficiente para aspirar a triunfar en esta difícil prueba.

Traza tus objetivos y cúmplelos

Gerardo Morales considera que hay varios pasos para lograrlo. Por ejemplo, trazarse objetivos realistas. Es decir, la meta a la que aspiremos debe estar en concordancia con nuestras capacidades.
“Si nos imponemos un reto muy alto y no lo cumplimos, lo único que vamos a generar es frustración”, establece.
De igual manera, indica que debemos tener un control de pensamientos negativos. “No debemos dar paso a ideas como ‘qué tal si me lesiono’ o ‘seguramente habrá muchos mejor preparados que yo’. En cambio, debemos tener plena confianza en nuestra preparación”.
En los meses previos al día de la competencia, es recomendable “hacer ejercicios de relajación y meditación, pues de esa manera bajamos el nivel de ansiedad”.

Asimismo, durante la competencia es imprescindible concentrarse al cien por ciento “y no dejar que los problemas corran con nosotros. Si vas corriendo y pensando en otra cosa que no sea la ruta, es seguro que no vas a rendir al máximo”.

Para Gerardo Morales, la maratón es un reto apasionante que pone a prueba tu capacidad de resistencia física y mental, y cuya disciplina, tesón y fuerza que exige a quienes lo practican, hace de ellos unos mejores seres humanos.

También podría gustarte

Comentarios