Elasticidad: desarróllala y gózala

La mayoría de las personas no está consciente de la gran importancia que tiene calentar antes de hacer cualquier tipo de ejercicio y estirar al terminar éste. El que no comienza una sesión de ejercicios haciendo movimientos suaves con los músculos que piensa utilizar, corre el riesgo de que se le rasguen o desprendan los músculos o se le dañen los tendones.

¿Qué es la elasticidad?
La elasticidad nos permite hacer todos los movimientos de nuestra vida cotidiana. Por ella podemos rotar los hombros, las muñecas, los pies… Podemos levantarnos de la cama, sentarnos, alzarnos de la silla y hacer todos los movimientos necesarios para agacharnos, recoger cosas del suelo, estirarnos y alcanzar algo en alto.

Sus ventajas
La mayor importancia de la elasticidad es que mientras más flexibilidad tenga nuestro cuerpo, menos dificultad para movernos tendremos en el transcurso de nuestras vidas. Las ventajas son grandes, pues las personas flexibles se pueden mover con mayor rapidez que las que tienen un cuerpo rígido; quien es dúctil puede disfrutar mayormente de los deportes y, muy importante dentro de las ventajas, es que los flexibles tienen mucho menos accidentes que los rígidos, pues la agilidad, que es una combinación de flexibilidad, fuerza y condición física, ayuda a impedir caídas y permite quitarse rápidamente de un sitio de peligro o recuperar el equilibrio cuando uno se empieza a caer.

Cómo debes estirarte
Es muy diferente el calentamiento de antes de comenzar a caminar rápidamente, correr o hacer cualquier tipo de ejercicio, que el estiramiento después de terminar, aunque también es conveniente estirar un poco antes del comienzo.El calentamiento es empezar lentamente a usar los músculos que pensamos utilizar en los movimientos que vayamos a hacer y no lanzarnos a forzar músculos o tendones al máximo desde un principio. Lentitud para comenzar es uno de los secretos.Para saber cuáles y cómo se deben estirar los músculos después de ejercitarlos, necesitamos estar muy conscientes de cuáles son los que hemos estado trabajando. Todo esto hay que aprenderlo en el gimnasio con un entrenador capacitado, en una clase de baile con profesores o profesoras expertos, no es algo que podamos inventar nosotras mismas, pues tiene sus reglas y hay que conocerlas.

También podría gustarte

Comentarios