Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Elige cómo te quieres sentir

La capacidad de decisión es una de las enormes diferencias que nos distinguen a los seres humanos de los demás seres vivos. Nosotros contamos con la posibilidad de reconocer lo que nos hace bien de lo que nos hace mal, aunque no siempre actuamos en consecuencia.

Parece increíble pensar que una simple acción en nuestra rutina pueda cambiar para bien o para mal todo nuestro día. Muchos creen que los aromas influyen en nuestro estado de ánimo, por lo que no es de sorprender que aquellos aromas de los que nos rodeamos estén determinando nuestro humor. Si queremos elegir cómo sentirnos, el momento del baño es una de las primeras acciones del día para determinar cómo lo vamos a construir.

Las acciones son el resultado de lo que pensamos, si deseamos sentirnos llenos de energía y actuamos en consecuencia eso es lo que tendremos. Dulce Almazán, life coach, comentó que uno puede llenarse de vitalidad con aromas cítricos como la toronja, naranja, limón, mandarina, piña o lima.

Al finalizar el día y haberlo aprovechado al máximo, puedes elegir cómo sentirte y terminarlo con una ducha con aromas que relajen tus sentidos como la vainilla, jazmín, azahar o lavanda, que te brinda la oportunidad de experimentar la tranquilidad mental de dejar atrás cualquier pensamiento para envolverte en un estado de relajación profunda.

Uno de los problemas del mal humor es justamente la falta de un buen descanso, así que hoy por la noche al momento de dormir, además de darte una ducha, evita pensar en los pendientes del día y date la oportunidad de descansar en medio de música y aromas agradables. Zest tiene una línea llamada “Frescura Cítrica” con dos aromas, que gracias a los atributos de sus ingredientes naturales podrán relajarte (vainilla y jengibre) o energizarte (toronja y albahaca).

Para cuando ya estés en la cama, suelta todo el peso de tu cuerpo en el colchón, respira suavemente, recuerda el momento que más disfrutaste de tu día, sonríe y agradece. Crear estos hábitos te permitirán crear un descanso completo y cargar pila para el día siguiente.

La transformación de tus hábitos, será la construcción de tu plenitud a largo plazo.

También podría gustarte
Comentarios