Embarazo y manchas en la cara

Embarazo y manchas en la cara
iStockphoto/Thinkstock

El paño o melasma es una condición que aparece en algunas mujeres embarazadas, la cual se caracteriza por la aparición de manchas en la cara (frente, nariz y mejillas) de coloración más oscura que el resto de la piel de la paciente. La principal es de orden estético, porque no genera dolor o algún otro problema orgánico, ni para la futura madre ni para el bebé. El pronóstico es muy bueno en estos casos, porque al término del embarazo la hiperpigmentación tiende a desaparecer.

Pero, ¿por qué se presenta el paño?

Roberto José Risco Cortés, médico certificado por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aborda el tema y señala que “la elevación en la producción de la hormona progesterona, después del primer trimestre de gestación, es la causa de esta condición, al combinarse con otros factores”.

Embarazo y manchas en la cara
iStockphoto/Thinkstock

Él explica: “La progesterona se encarga de llevar el embarazo a buen término, al propiciar que el músculo uterino esté relajado para que no haya contracciones ni riesgo de una pérdida espontánea del bebé. Sin embargo, esta hormona también tiene acción en unas células llamadas melanocitos, que producen una sustancia conocida como melanina, que es la encargada de la pigmentación de la piel. Así, el aumento en su producción, en conjunto con la exposición directa de la paciente a los rayos solares, puede dar origen a la aparición de estas manchas”.

Más que un tratamiento para este padecimiento, lo más importante es la prevención

“La mujer debe evitar a toda costa exponerse directamente a los rayos del sol y, si por alguna causa de fuerza mayor lo tiene que hacer, necesitará usar un filtro solar ultravioleta de grado 30 como mínimo. Si se trata de una estancia prolongada a campo abierto tendrá que utilizar además un sombrero tipo pamela para cubrir gran parte de la cara y evitar riesgos”, explica el experto.

Cuidados y prevención para el paño

Es cierto que el paño no ocasionará complicaciones ni afectará la salud orgánica de la paciente ni de su bebé. Sin embargo, para algunas mujeres el simple conocimiento de tener manchas en la cara puede ser una gran fuente de estrés, disminución de la autoestima e incluso que su estado de ánimo se afecte. “La mujer no debe preocuparse, porque es una situación pasajera, propia del embarazo, y una vez que nazca su bebé la hiperpigmentación va a desaparecer.

Mientras tanto, debe tratar de protegerse y cuidarse con el uso de bloqueadores solares y gorras o sombreros. En lo que se refiere a la parte estética, puede usar los cosméticos y maquillajes a los que está acostumbrada, con el fin de ocultar el problema y sentirse bien y tranquila durante su periodo de gestación”.

Con respecto al uso de productos de belleza

El doctor Roberto José Risco Cortés hace hincapié en la importancia de no cambiar las marcas que la paciente generalmente usa. “Algunas sustancias químicas con las que se fabrican estos artículos pueden condicionar problemas alérgicos en la mujer embarazada, más que en la no está, por lo que aquí también hay que prevenir este tipo de complicaciones”.

Embarazo y manchas en la cara
iStockphoto/Thinkstock

El experto señala que de inicio, el gineco-obstetra puede tratar a la paciente en su problema de paño, pero si las manchas persisten después de que el embarazo ha llegado a término, lo más recomendable es acudir con un dermatólogo certificado por su especialidad.

Ante cualquier duda

O inquietud sobre los cuidados que deben tenerse durante la etapa del embarazo, lo mejor será acercarse al ginecólogo. Los cuidados y la atención que se reciba, no sólo impactará de manera favorable durante todo el embarazo, también tras la llegada del bebé.

Colaboración de Fundación Teletón México. “El principio de ser paciente es empezar con uno mismo”.

También podría gustarte

Comentarios