Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Encuentra el equilibrio entre familia y trabajo

Stockbyte/ Stockbyte/ThinkstockCada vez son más las mujeres que alcanzan su desarrollo profesional, personal, espiritual y que le dan paso a la formación de una familia y a conservar vigentes los lazos afectivos con aquellos a quienes ama. Cada uno de los ámbitos mencionados ocupa una parte considerable de tiempo y atención. A lo largo de los años, ha quedado por sentado que una persona organizada puede cumplir efectivamente. El problema empieza cuando la parte profesional toma la delantera y para dar mejores resultados, es el área afectiva la que sufre las consecuencias, generalmente la pareja y los hijos, si los hay, son los que pagan la factura.
En este sentido, recordar que ellos fungen como potentes motores en la vida, sirve para considerar que cada vez que haces un pacto con ellos, ya sea para pasar tiempo juntos, acompañarlos en un momento trascendental, apoyarlos cuando lo requieren o simplemente disfrutar de una tarde de cine, es necesario cumplirlo con la misma seriedad, respeto y compromiso, como lo haces en lo laboral.

Respeta cada espacio
En ocasiones, bajo la premisa de que la familia es incondicional, es sencillo que la balanza se incline en contra de la familia y se sacrifique el espacio que se había preparado, lo cual a largo plazo se transforma en una condición que conlleva a la pérdida de la confianza hasta finalmente provocar un alejamiento. Para evitar esto, el doctor Luis Escorcia, catedrático de la carrera de Psicología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indica que: “Se deben respetar los acuerdos que se establecen en la familia, sobre todo cuando se trata de fortalecer el afecto y la armonía entre los integrantes.
Es muy común que en la actualidad las personas lleven trabajo a casa, mantengan comunicación con la empresa donde laboran, aun durante su período de descanso o días de asueto. Es cierto que la forma en que vivimos promueve mucho estas situaciones, pero cada individuo es responsable de respetar y hacer que se respete el espacio que por derecho corresponde a los hijos y a la pareja.
Cuando esto no ocurre, es común que ellos se sientan lastimados y que piensen que ocupan un sitio secundario en la vida de esa persona, por lo que la separación se da de manera paulatina hasta el punto de no querer más realizar planes en conjunto, pues saben que siempre existe el riesgo de que se cancele la actividad, bajo la premisa de que los eventos laborales no se pueden postergar, ya que se trata de la fuente que los provee del aspecto material”.

Hemera Technologies/ AbleStock.com/Tnikstock¿Con melón o con sandía?
Evidentemente, en ocasiones se presentan eventos laborales que son inamovibles, pero está la opción de negociar y retribuir el esfuerzo que, al final del día, trabajador y familia realizan a favor de una empresa. “Respetar los compromisos adquiridos con los seres queridos no solamente se traduce en una fuente de unión, además, les brindamos seguridad, se eleva su autoestima y se genera confianza, ya que ellos se sienten valorados y saben que aunque hay otras áreas importantes que cubrir, ocupan un lugar especial en la vida de la madre. Otro de los valores agregados que representa el respeto, es que los hijos aprenden también a actuar de la misma forma; hay que recordar que ellos reciben lecciones de vida a través del ejemplo de sus padres o de las personas adultas que representan una figura fuerte”, asegura Luis Escorcia.

Encuentra el equilibrio
No tienes que sentirte defraudada cuando en ocasiones no puedes llevar el control de todas las cosas y estás obligada a cancelar una cita para acompañarlos en un momento cumbre de sus vidas. Si aun cuando hayas realizado todo lo que está a tu alcance para poder cumplir y esto no fue posible, avísales con anticipación el caso; si se trata de un evento de tus hijos, puedes pedirle a una persona que sea muy especial para ellos, que los acompañe, puede ser tu pareja, un tío o sus abuelos; esto les dará la tranquilidad de saber que la familia siempre está unida. Pídeles que tomen muchas fotos y que no pierdan detalle de lo sucedido, para que lo compartan contigo posteriormente.
Al respecto, el especialista asegura que cuando hay un récord positivo de cumplimiento, suele haber comprensión de parte de ellos, porque saben que es un hecho real que se hizo hasta lo imposible para poder dar respuesta, pero que no fue una decisión que estuviera a tu alcance. En tanto que si constantemente se falta a la palabra dada, se pierde la confianza y la credibilidad. Es en estos casos cuando se lastima profundamente.
El trabajo es uno de los regalos más grandes y maravillosos que la vida te puede dotar, pero encontrar el justo equilibrio entre tu crecimiento profesional y la posibilidad de fomentar y promover la unión familiar, enriquecerá tu vida, te hará sentir plena y sobre todo, amada.

bojorge@mexicounido.org.mx

También podría gustarte
Comentarios