Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Enfermedades de oficina

Hay quienes piensan que trabajar en una oficina es cómodo porque no implica grandes esfuerzos físicos ni riesgos. Incluso, no faltan las personas que afirman que no hay razón para enfermarse por laborar ahí.

Ojo con la iluminación
Si es insuficiente induce grandes esfuerzos visuales y si es muy intensa puede deslumbrar. Es necesario que la luz sea homogénea y lo más parecida a la natural.

Ocho horas sentada
El sedentarismo y la movilidad restringida por varias horas seguidas pueden ocasionar las siguientes afecciones:
Hemorroides. Aunque hay distintos factores involucrados en su desarrollo, al permanecer sentada por mucho tiempo incrementa la posibilidad de padecerlas.

Lesiones en columna vertebral. Estar mucho tiempo sentada favorece la adopción de posturas “viciosas”. Quizá se siente de lado o cruce las piernas; en consecuencia, se presentan deformidades en columna.

Problemas de circulación. Es la insuficiencia que dificulta el retorno de la sangre desde los pies al sistema venoso. Es posible prevenir estos problemas si cada dos horas te levantas de tu asiento por 10 minutos. Resulta ideal el uso de sillas ergonómicas, las cuales están adaptadas a nuestras características físicas.

Dolencias musculares y articulares. Los dolores de espalda, cuello y cabeza muchas veces son resultado de posturas incorrectas. A ello se suma el uso constante del teclado y el mousse, ya que producen contracciones y tensiones musculares en manos, muñecas y brazos.

Salud mental
Las exigencias en los centros de trabajo y problemas diarios también causan alteraciones psicológicas que generan bajo desempeño, ausentismo e incapacidad permanente. Las principales son:
Estrés. Aparece a causa de las presiones y largas jornadas laborales; si el trabajo no cumple con las expectativas económicas y profesionales. Lo anterior provoca dolor de cabeza, dificultad para descansar, falta de concentración, alteraciones digestivas y descontento.

Síndrome de acoso (mobbing). Tiene lugar cuando a una persona se le hostiga de manera psicológica a fin de que renuncie a su empleo.
Adicción al trabajo (workaholism). Aparece cuando no se da la oportunidad de descansar los fines de semana o en vacaciones, y vuelca toda su energía al trabajo.

Recomendaciones
En primer lugar, conviene reconocer la existencia de un problema emocional. Posteriormente, a fin de controlar la ansiedad y el estrés, es recomendable cambiar el estilo de vida al:
• Mejorar la alimentación, evitar consumir café y tabaco y reducir la ingesta de bebidas alcohólicas.
• Dormir entre siete y ocho horas diarias.
• Aprovechar los espacios de distracción y esparcimiento.
• Hacer ejercicio cuando menos 20 ó 30 minutos al día.
• Organizar tus actividades laborales y cotidianas.
• Reactiva la convivencia con tu pareja, amigos, compañeros y familiares.

Daño en ojos
La lectura de documentos y teclear son tareas que exigen altos requerimientos visuales. Es muy probable que, tras largos periodos de trabajo, hayas sentido ardor de ojos, lagrimeo, vista borrosa, resequedad ocular y hasta visión doble.
Estas molestias se asocian con la computadora. Las radiaciones luminosas que emite el monitor lastiman la vista, máxime si permaneces frente a él muchas horas seguidas. Se recomienda:
• Colocar un filtro de pantalla en el monitor y utilizar lentes especiales; si usas anteojos o lentes de contacto, no los sustituyas.
• Revisar que el monitor esté a la altura de la vista y a una distancia de 50 centímetros de los ojos.
• Descansar de la computadora 10 minutos por cada hora o 20 minutos después de tres horas.

A pesar de las contrariedades, considera la importancia de disfrutar el trabajo. Así que modifica los hábitos dañinos y mejora el entorno para que el centro laboral sea más amable con tu salud.

También podría gustarte
Comentarios