Enséñale a cuidar su cuerpo

¿Te imaginas lo que implicaría que todos los niños del mundo aprendieran a cuidar su salud, tanto física como mental? La mayoría
de los problemas del mundo tenderían a desaparecer;la humanidad crecería con plena conciencia del valor de su bienestar, por lo que también cuidaría su entorno natural.

Y por supuesto, millones de recursos económicos que hoy se destinan al tratamiento de enfermedades, en el futuro servirían para impulsar todavía más el desarrollo del potencial humano.

En efecto, la educación para el autocuidado es uno de los mejores regalos que podemos dar a los adultos del mañana; algo que, por cierto, nadie mejor que los padres podemos brindarle a nuestros hijos.

La fuerza del ejemplo
Y es que ellos nos mantienen bajo observación constante, nos
imitan, de tal manera que, si hacemos algo mal, nuestros hijos
son los primeros en reflejarlo. Y viceversa. Por tanto, para fomentar
el autocuidado primero es necesario educarnos a nosotros mismos,
y luego, actuar en consecuencia, porque nadie tiene mayor influencia en la vida de los niños y jóvenes que quienes comúnmente les demostramos interés en su bienestar y un amor genuino; es decir nosotros, los padres de familia”, destaca David Ludwig, médico especialista en control de peso del Hospital Infantil de Boston.

“La mejor manera de enseñar hábitos saludables es a través del ejemplo. Por eso, el papel de papá y mamá no debería limitarse a la satisfacción de las necesidades básicas de los niños; también tendría que incluir costumbres como ingerir alimentos nutritivos, practicar ejercicio con regularidad, descansar lo suficiente y hasta aprender técnicas de relajación”.

Según el especialista, al establecer la rutina diaria —levantarse, ejercitarse, bañarse, desayunar, reservar tiempo para la recreación, acostarse a buena hora—, le estás proporcionando a tus hijos un ambiente placentero, positivo
y promotor de la limpieza, la alimentación sana y el equilibrio entre la actividad física y el descanso.

Al llevar una vida ordenada, asegura Ludwig, le envías a tus hijos el tipo de mensajes positivos que necesitan para aprender a cuidarse por ellos mismos; de hecho pocos mensajes pueden ser tan poderosos en la vida de los pequeños como ésos que les diriges al elegir alimentos frescos en lugar de procesados. Lo mismo ocurre cuando
te ven lavarte los dientes después de comer o llevarlos al médico cada vez que se enferman. Apoya sus esfuerzos para cuidar de sí mismos, con gestos tan simples como ponerles un banquito bajo el lavabo para facilitarles que se laven las manos antes de comer o regalándoles una pasta dental exclusiva para ellos.

Beneficios que trascienden
Como resultado de las enseñanzas que le das a tus hijos a través de un reconfortante ejemplo, ellos no sólo se mantienen en buen estado físico y mental, sino que mejoran su comportamiento general y se vuelven mucho más hábiles para concentrarse en cualquier tarea.

Adicionalmente, tus niños se harán más independientes y experimentarán una gran satisfacción por saber cuidar
de sí mismos. Aunque tú no estés presente, sabrán elegir el tipo de alimentos que favorecen su desarrollo, serán capaces de mantener arreglado su cabello y se cepillarán los dientes después de cada comida. Como ya te habrás dado cuenta por ti misma, la infancia es el momento ideal para transmitir valores que construyen salud, que promueven la auto aceptación y exaltan la importancia de cada parte del cuerpo. Así que si tus hijos son pequeños, éste es el mejor momento para empezar.

Ayúdalos a desarrollar su autoestima
Como bien dice Dorothy Corkille en su libro “El Niño Feliz”, una autoestima elevada no es mero engreimiento, sino una condición básica que permite al niño tener una clara conciencia corporal, sea gordito, flaquito, chaparrito, alto, moreno o blanco. También es la piedra angular del autoconocimiento porque le permite aceptar sus propias aptitudes y debilidades innatas, y estar seguro de que, es digno de amor y respeto. De esta manera crecerá sin complejos de inferioridad.

También podría gustarte

Comentarios