¿Eres de las que se aguanta para hacer pipí?

0


Para las mujeres, a veces es complicado responder al llamado de la naturaleza cuando sienten ganas de hacer pipí, sobre todo, por la falta de sanitarios o baños limpios; además desde pequeñas nos instruyen en la gran cantidad de infecciones que se pueden adquirir en los inodoros fuera de casa, y por ese motivo, nos aguantamos hasta llegar a un lugar limpio.

Este mal hábito, puede traer consecuencias a la salud femenina, especialmente a las vías urinarias. Aguantarse puede ocasionar tres problemas:
1. Cuando no se permite que la orina fluya por la uretra no se barren las bacterias que se encuentran en el tubo y por tanto llegan rápidamente a la vejiga causando una cistitis, inflamación aguda de la vejiga. El síntoma más común es la necesidad constante de orinar, pero en cada ocasión sólo se elimina una pequeña cantidad del líquido y con gran ardor o sensación quemante.

2. Si se contiene demasiado la orina en la vejiga, ésta puede regresar hasta los riñones, causando una infección más grave denominada pielonefritis, que va acompañada de dolor de espalda, fiebre y vómitos.

3. Si la orina se aloja en la vejiga, si ésta tenía un proceso infeccioso latente, puede acelerar el desarrollo de microorganismos, ya que es un ambiente idóneo por ser húmedo y caliente.

Las infecciones en la uretra son más comunes en las mujeres que en los hombres, principalmente por cuestiones anatómicas,  ya que la uretra es más corta en las mujeres y su abertura está más cerca tanto de la vagina como del año.

Buenos hábitos
Para evitar infecciones en el tracto urinario, te recomendamos los siguientes hábitos:
• Tanto al orinar como al evacuar, debes limpiarte de adelante hacia atrás con papel higiénico (de preferencia libre de fragancias y colorantes) para evitar el paso de bacterias del ano hacia la uretra.
• Ir al baño en cuanto se sientas ganas, para evitar la acumulación de orina.
• Evita los baños de burbujas, las sales pueden irritar la uretra.
• Al ducharte, evita los jabones en barra, ya que no tienen el pH ideal para la zona íntima. Usa el shampoo Lactacyd, su fórmula a base de ácido láctico y lasctoserum mantienen el equilibrio natural de la piel, evitando infecciones.
• Usa ropa interior de algodón.
• Cambia de manera regular (cada 2 a 3 horas) las toallas femeninas o tampones.
• Evita las duchas vaginales y fragancias en spray ya que irritan la uretra.
• Ir al baño antes y después de tener relaciones sexuales.
• Bebe 2 litros de agua al día, ya que mantiene la vejiga activa y libre de bacterias, y en caso de infección, ayuda a aliviarla con mator rapidez.