¿Es mejor ser una persona valiosa o indispensable en el trabajo?

¿Te consideras una persona valiosa o indispensable en tu trabajo?

Hay cientos de historias similares, aunque no con finales igual de positivos. Por eso, es importante que tengamos muy en claro qué clase de persona queremos ser en el trabajo, ¿valiosa o solamente indispensable?

Persona valiosa en el trabajo
iStockphoto/Thinkstock

Para el doctor Miguel Ángel Sastre Castillo, director de la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid, las empresas buscan con mayor frecuencia a las personas valiosas, es decir, las que tienen iniciativa, que están preparadas, y que saben salir adelante en equipo. Y por ende, evitan a las personas egoístas, que necesiten de llamar la atención, o que no sean compatibles con los demás compañeros del área.

Además, el maestro visitante del Instituto Tecnológico de México (ITAM), agrega que: “El que elije ser una persona indispensable en su trabajo, vive con un elevado grado de estrés, aunado a esto, por lo regular tiene problemas en sus relaciones laborales, debido a que siempre quiere estar a delante de los demás, o porque desea un reconocimiento constante. También, el sujeto tendrá un desgaste físico y mental enorme, todo para se cuenta de que llegado el momento, la empresa saldrá adelante a pesar de su ausencia”.

En busca del crecimiento laboral

Ahora que sabemos que es más útil ser valioso en una empresa, es necesario entender cómo lograremos serlo y qué objetivos debemos proponernos para hacerlo realidad, y así, aportar mayores beneficios a la compañía para obtener mejores remuneraciones. Por todo esto, el experto aconseja tener en cuenta los siguientes tips:

Persona valiosa en el trabajo
Jupiterimages/Polka Dot/Thinkstock
  • Hay que estar altamente capacitado para el puesto que solicitamos. Si es posible, hay que actualizarnos en todo momento de los asuntos de la oficina o trabajo con el fin de no estar “desarmados” en problemas futuros.
  • Tener conocimientos relacionados con los factores de éxito de la empresa. Además de que éste sea clave y compartirlo con los demás integrantes del equipo.
  • Debemos demostrar gran confiabilidad en las actividades que nos conciernen.
  • Evitar que todas las responsabilidades sean totalmente dependientes de nosotros. Ya que en cualquier amenaza en el área de trabajo, si depende 100% en nuestra persona, será atribuida a nosotros si no sale correctamente.
  • Tener una actitud emprendedora y dejar a un lado el egoísmo.
  • Definir claramente cuáles son nuestras prioridades en la vida y nuestros objetivos en términos de carrera profesional.
  • Mantener un desempeño equilibrado. Es decir, que tengamos un buen ritmo de trabajo excluyendo las faltas, excusas y el bajo rendimiento.

Otra recomendación importante, es tener en mente que los jefes evitarán tener personas necesarias en su conjunto laboral

Esto porque pueden haber chantajes por la condición de dependencia, malos entendidos, o en caso de su salida, puede paralizar la empresa o un departamento determinado por su total sumisión hacia él.

Asimismo, explica el especialista que: “La persona que finalmente triunfa en la empresa no es la que primero llega y la última que se va tratando de demostrar a todo el mundo que es la que más trabaja.

Una persona laboralmente sana, tratará de compatibilizar el desarrollo de su carrera profesional con el crecimiento de otras personas dentro de la organización, estableciendo relaciones de colaboración y no siempre de competencia”.

El éxito o el fracaso en el ambiente laboral están en nuestras manos. Elijamos la que nos traiga mayor estabilidad o retribuciones, y tengamos siempre en mente la búsqueda del éxito en todos los aspectos de nuestra vida.

Colaboración de Fundación Teletón México. “El principio de ser paciente es empezar con uno mismo”.


También podría gustarte

Comentarios