Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Espíritu de primavera

Todo el año nos proporciona momentos especiales que nos hacen sentirnos felices, y sin duda uno de ellos se presenta con la llegada de la época más cálida, iluminada y adornada por la naturaleza. ¡Claro, nos referimos a la primavera!

¿Te has fijado que apenas inician los primeros días de marzo y parece que el ambiente se llena de una magia especial que te hace disfrutar de todo a tu alrededor? Ahora es como si la cama te arrojara de ella, pues tu deseo de dormir se transforma en energía para salir a la escuela, en los fines de semana de correr por el parque o simplemente, ir a dar un paseo por las calles, mientras disfrutas de un delicioso helado o un enorme vaso de agua fresca.

Y aunque de manera natural se registran estos cambios en nuestro comportamiento, es muy importante que emprendas algunas acciones adicionales que te ayudarán a contagiar a tu familia y amigas, de este periodo tan vigoroso y recarguen su buena actitud para el resto del año.

Los rituales

Para recibir a la primavera, es muy común que las distintas culturas se preparen con rituales como el que se realiza en las pirámides donde las personas se reúnen para recibir el equinoccio de primavera y darle paso a un nuevo ciclo, para que al igual que en esta temporada en que todo renace en la naturaleza, suceda lo mismo en el interior de cada persona.

En esta época en la que se celebra por medio de fiestas y carnavales, puedes proponerte hacer tus deseos de primavera. En el paisaje vas a descubrir que el pasto se pone más verde, los pájaros cantan con más entusiasmo e incluso, habrá uno que otro cachorro que en vez de caminar avance con pequeños saltos, es como si todos tuvieran la firme intención de sacar la parte más bella y alegre de sí mismos, y ahora te toca a ti.

Una idea que te puede servir para tener más clara esto, es que hagas un ‘viaje de reconocimiento’ a tu interior y descubras por ti misma las cosas buenas que tienes, por ejemplo, quizás a ti no te cuesta trabajo compartir con tus hermanos o amigas los dulces, juguetes y ropa que te gustan mucho, eso quiere decir que eres generosa. Si para ti no resulta un problema que otros niños sean más traviesos que tú e incluso, hasta eres capaz de tranquilizarlos, ni hablar, eres muy paciente.

Cuando hayas terminado de ver en tu espejo interior, puedes buscar una canasta y llenarla de papeles de muchos colores, compra algunos chocolates y envuélvelos con una nota que diga: “Descubrí que soy creativa y quiero compartirlo contigo”, luego deja que cada uno de tus amigos y familiares tomen uno de ellos, y establece el compromiso de poner a su servicio tus capacidades. Esta acción te llenará de mucha alegría pues al tiempo que te conoces más a ti misma, puedes ayudar a otros.

Seguramente con tu ritual vas a inspirar a que otros también lo hagan y se decidan a seguir tus pasos. Ahora bien, es posible que encuentres algunas características en ti que no te gustan, como puede ser el que te dé mucha flojera hacer tu tarea o ayudar a tu mamá, en este caso te conviene buscar qué es lo que menos te agrada y quisieras desaparecer, cuando lo sepas, compártelo con tus seres queridos y pídeles que te echen la mano para que te sea más fácil lograrlo.

Es momento de festejar y empezar con todo el ánimo y la alegría de la temporada. Disfrútalo y contagia a los tuyos de la magia de la primavera.

También podría gustarte
Comentarios