Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¡Estimula su cerebro!

El cerebro de tu bebé, que se ha ido formando desde que estaba en tu vientre, es la maquinaria más compleja que existe. Gracias a él, tu hijo es capaz de respirar por sí solo, escuchar los sonidos, succionar y hacer cientos de cosas. Es como una estructura formada de bloques cuyas piezas se ensamblan perfectamente. Estas piezas son las neuronas y las conexiones que hay entre unas y otras se establecen durante los primeros ocho meses de vida. Así que las bases para el aprendizaje se dan a temprana edad por medio de experiencias y estímulos que enriquezcan el cerebro de tu bebé.

¿Cómo se logra?
Diversos estudios científicos han descubierto que existen diferentes momentos en la vida de tu bebé en los que ciertas áreas de su cerebro pueden incorporar información nueva con mayor facilidad que en otros periodos de tiempo. Estos lapsos se conocen como oportunidades existentes, es decir, son una especie de “puertas o ventanas” que se abren durante los primeros años de vida y luego se cierran por completo. Un ejemplo de ello son las conexiones cerebrales para ver, las cuales deben tener lugar durante los primeros tres o cuatro meses de vida de todo niño. Si no se dan durante este tiempo, se pierden para siempre; lo que significa que, en dicho caso, el niño no podrá ver. Entonces es de suma importancia aprovechar estos periodos para que tu bebé tenga el máximo de oportunidades en su desarrollo y crecimiento.

Tanto tú como quienes cuidan a tu pequeño pueden hacer una diferencia significativa si estimulan su cerebro. ¿Cómo se logra? Cuando le hablas a tu hijo, le cantas una canción de cuna, juegas, lo mantienes cerca de ti, lo tocas, le das masaje o lo ejercitas, estás nutriendo su cerebro, ya que estas actividades favorecen la conexión de unas neuronas con otras, evitando que el cerebro elimine las conexiones que no se usan.

También podría gustarte
Comentarios