Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Estírate en el avión

Los vuelos siempre han implicado periodos de inmovilidad casi total, principalmente los de largo recorrido, que hacen que hasta las personas que están en forma acaben entumidas después de ir sentadas durante varias horas.
Por lo regular, el espacio que rodea a los asientos no es tan amplio como para permitir que los pasajeros hagan programas de cuerpo completo, pero un pequeño estiramiento –sencillo, fácil y discreto– es todo lo que necesitas para llegar a tu destino sin sentir los efectos físicos de un vuelo largo.
Así que no te quedes estática, estírate, mantén tu flujo sanguíneo en movimiento y crea tu propia póliza de seguros contra las molestias típicas del viaje.

En tu asiento
Reclina tu asiento un poco hacia atrás y siéntate cómodamente, para realizar:
• Estiramientos de hombros, con los brazos extendidos al frente y las palmas hacia delante.
• Rotaciones de tobillos.
• Estiramiento de la zona lumbar, doblándote por la cintura hasta llevar tu torso entre las piernas.

En el baño
La duración de cada ejercicio es de 30 segundos:
• Con un pie sobre el inodoro, estira la parte posterior del muslo. Alterna con el otro pie.
• De pie, lleva la mano izquierda al pie derecho, para estirar la parte frontal del muslo. Alterna con la otra mano.
• Sentada, con los brazos extendidos hacia el techo y las palmas hacia arriba, estira tus hombros.
• De pie, con las palmas de las manos sobre un mueble, estira tu abdomen.
• De pie, con los brazos extendidos hacia atrás y las manos a la altura de tus pompas, estira tu pecho.

Estas medidas pueden ser suficientes para desentumirte un poco. ¡Buen viaje!

Fuente:
En forma con estiramientos.
Alan Gordon.
Ed. Pearson Alhambra

También podría gustarte
Comentarios