Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Éxito seguro

Dependiendo de la complejidad de la obra, deberás contactar a un arquitecto o a un decorador que analice el estado actual de la construcción y la idoneidad de las reformas. Ten en cuenta que las obras que afectan a la estructura o fachada necesitan una licencia previa de obra que puede representar entre un 3 y un 5% del total del presupuesto. Además su autorización suele tardar unos tres meses, ya que debes presentar un informe técnico detallado. Si, por el contrario, las obras no afectan a elementos estructurales de la construcción, bastará con un aviso de obras menores y podrás iniciar de inmediato.

Presupuestos

A la hora de pedir presupuestos, es recomendable solicitar varios en los que deben constar, además del costo de cada uno de los trabajos, las fechas de inicio y terminación de las obras. Asimismo, debe quedar estipulada la forma de pago y si el presupuesto incluye el IVA o no. Procura que los materiales en los distintos presupuestos sean similares para poder comparar y te recomendamos verificar que las calidades especificadas se adapten a tus necesidades.

También, debes calcular que el presupuesto suele incrementarse al final un 10% debido a los imprevistos. Lo mejor es que centralices todo el proyecto en una sola empresa o un decorador, ya que, aunque puede que resulte algo más caro que buscar un profesional para cada trabajo, así es la misma empresa la que se encarga de coordinar todos los trabajos, evitando los tiempos muertos y una sola persona es la encargada de supervisar todas las obras y de comunicarse contigo.

Mientras duran las obras lo más recomendable es observarlas a diario para asegurarte de que todo se realiza según lo acordado.

La fase de la elaboración de los planos es otro aspecto que suele llevar bastante tiempo.

Lo mejor es realizarlos con base en los planos originales para conocer la ubicación exacta de los muros de carga, las bajadas de drenaje y las tomas de luz.

Lo normal es que te presenten varias distribuciones del espacio, hasta obtener el proyecto definitivo, es en este momento cuando se deben empezar a definir los materiales y accesorios que se utilizarán ya que la elección de uno u otro, sobre todo en el caso de acabados, variará el importe final del presupuesto.

Muros y plafones

En remodelaciones integrales los sistemas prefabricados, a base de yeso o cemento, son muy empleados. Se trata de una manera rápida, económica y limpia de levantar muros divisorios, aislar espacios y colocar rápidamente el falso plafón. Además, estos materiales son muy útiles para realizar muebles a medida como libreros y cabeceras, y sirven para ocultar todos los cables y tuberías, sin tener que recurrir a canaletas.

Fases de una remodelación

Demolición y retiro de escombro. Es lo primero que se lleva a cabo en toda remodelación. Se entiende como la eliminación de tabiques, la sustitución de elementos deteriorados y el retiro de los recubrimientos de cocina y baño.

Renovación de los elementos. Desde la instalación eléctrica, a la colocación de las ventanas, pasando por la plomería y los acabados. Se trata de la parte de la obra que ocupará más tiempo y costará más dinero. Para evitar retrasos en el suministro de los materiales, debes elegir con tiempo muebles, electrodomésticos y acabados.

La importancia de los acabados. La colocación del piso y la pintura marcan el esperado final de todo proceso de reformas. Aunque el costo final variará en función de la obra. Antes de liquidar todas las facturas con la empresa contratada, asegúrate de que no hay desperfectos ni elementos deteriorados.

También podría gustarte
Comentarios