¿Eyaculador precoz?

Es eyaculador precoz el varón que eyacula demasiado pronto, generalmente antes, durante o poco después de la penetración vaginal. La persona afectada se ve en la imposibilidad de dominar su emisión de semen, ya que es incapaz de notar a tiempo el llamado “punto de no retorno”, o sea, el momento en el cual resulta imposible frenar el orgasmo. El problema es común y frecuentemente entre adolescentes y puede intensificarse si existe el sentimiento de que la relación sexual es pecaminosa. El miedo a lo desconocido, el temor a provocar un embarazo o contraer una enfermedad de transmisión sexual, así como el estado de ansiedad producido por la inseguridad de poder satisfacer a la pareja, son factores desencadenantes de una eyaculación precoz.

Similares actitudes pueden persistir en edad adulta, lo que contribuye a magnificar el problema. Hay que señalar que en raras ocasiones la eyaculación precoz tiene un origen físico, o sea, orgánico. Así es, la inflamación de la próstata o un trastorno neurológico explican la aparición de este trastorno de la función sexual.

¿Tiene solución?
Afortunadamente, la mayoría de las eyaculaciones precoces encuentran solución con métodos simples.
Una terapia conductista muy eficaz, pero que requiere la colaboración activa de la mujer, es la técnica de parada y partida. Con su práctica, más del 95 por ciento de los hombres aprenden a tolerar altos niveles de excitación y a controlar la eyaculación durante cinco, diez e incluso más minutos.

Aun más eficaz que este método es el denominado de comprensión de la glándula o squeezing. Cuando el hombre percibe las primeras sensaciones preeyaculatorias, se lo advierte a su pareja. Ésta deja de estimularle y aprieta firmemente con el pulgar la punta del pene por la parte inferior del glande, mientras hace lo propio con otros dos dedos por el lado contrario.

De este modo, disminuye provisionalmente la excitación y la erección mengua ligeramente. Tras este ejercicio, la pareja reanuda el acto sexual.
Ahora bien, cuando la terapia conductista falla o el paciente decide no someterse a ella por el motivo que sea, existe la posibilidad de recurrir a los fármacos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, como la fluoxetina y la parosetina. Éstos aumentan la cantidad de serotonina en el organismo y retrasan la sensación eyaculatoria.

Tambien te puede interesar