Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Fomenta hábitos de higiene en tus pequeños

iStockphoto/Thinkstock

Para el desarrollo sano de los niños es necesario crear hábitos de higiene, que les permitan mantenerse alejados de infecciones y enfermedades. Para ello, es mejor empezar a fomentarles dichos hábitos desde que son pequeños, pues es una forma saludable de hacerlos responsables de su propia persona.

Aquí encontrarás algunas áreas básicas de cuidado y cómo enseñarles a los chiquitines a mantenerlas limpias y saludables.

Higiene bucodental

Si tu hijo es muy pequeño, hazlo tú con un cepillo especial o un paño limpio y un poco de agua. Es bueno que empiece a hacerlo él desde los tres añitos para adquirir la costumbre, aunque tú tengas que terminar la tarea. Seguramente, hasta los 6 años tendrás que ayudarle con la higiene dental.
Un buen aseo bucal, aunque sean dientes de leche, es muy importante ya que está demostrado que los defectos dentales y las caries pueden transmitirse a la dentadura definitiva.

Manos limpias
Debes enseñarle desde muy pequeño a que se lave las manos después de ir al baño, antes de cada comida y después, y cada vez que llegue a casa de la calle. La suciedad en las manos es causa de infecciones intestinales, en los ojos y en la boca. Es fundamental lavarse las manos a menudo y lograrlo no siempre es fácil. Cuanto más pequeños sean los niños, más fácil será que se les olvide hacerlo. Por eso es importante que te vean a ti hacerlo y decirlo. Cada vez que llegues con él de la calle o que vaya a comer, recuérdale que hay que lavarse las manos y hazlo tú con él, explícale muy claramente qué pasos ha de seguir para que lo haga adecuadamente, cómo abrir la llave, tomar el jabón, frotarse las manitas, enjuagarse y secarse bien… todo lo que rodea el acto de lavarse las manos.
Compra además un cepillo de uñas pequeñito, adecuado para sus manos y explícale cómo y cuándo se utiliza, por ejemplo, cuando haya estado jugando con la tierra, que es cuando más suciedad entra en las uñas.
No te olvides tampoco de colocar un taburete en el cuarto de baño para que él pueda usar más cómodamente el lavabo.
Y por último, mantén sus uñas siempre cortas, así evitaras que pueda estar sucias y causen enfermedades

iStockphoto/Thinkstock

El baño diario
Cuando son muy pequeños, eres tú quien tienes que bañarlos casi todos los días (desde que empiece a andar y a jugar en el parque), pero a medida que se vayan haciendo mayores, enseñarlos a frotarse y enjuagarse solos, para que a partir de los 5 o 6 años lo hagan sin tu ayuda, aunque estés cerca vigilando.
Como siempre, es importante que les expliques por qué hay que hacerlo a diario y los problemas que les puede causar no hacerlo.

También podría gustarte
Comentarios