Frecuencia sexual en la pareja

0

 

Frecuencia sexual

Para comenzar, es importante decir que la frecuencia en las relaciones sexuales de una pareja no puede ser comparada con ninguna otra pareja, debido a que cada una maneja su propio ritmo y lo importante es que la frecuencia, así como la calidad sea satisfactoria para ambos.

La pareja pasa por diversas etapas y la sexualidad se ve expuesta a una serie de cambios que hay que tomar en cuenta para definir las causas por las que la relación está mal.

En la etapa de enamoramiento es normal que la pareja tenga más encuentros sexuales en frecuencia y a veces también en nivel de satisfacción

Por lo tanto, el punto de referencia para medir la sexualidad de la relación no puede ser esta etapa, sin embargo muchas parejas sí la utilizan mucho y se la pasan añorando esos momentos: “Ya nada es igual que al principio, antes sí tenías ganas”.

Para mantener vivo el sexo, todas las parejas tienen que saber enfrentar sus problemas y conflictos emocionales. Las relaciones de pareja deben ser como un acordeón que para mantener “la música del amor y la pasión” debe haber momentos de distancia, ocasionada por un conflicto o una diferencia y momentos de cercanía cuando se resolvió el conflicto. Para tocar una melodía en el acordeón se necesita de un movimiento de abrir y cerrar.

Las parejas que no resuelven sus conflictos se vuelven acercar “porque se les pasó el enojo” pero su cercanía no es mejor o igual que la de antes

Frecuencia sexual

Al contrario es menor y cada vez van quedando más separados hasta que se rompe la relación o existe tanta distancia entre los dos que da a lugar a la presencia de terceras personas.

No es que las parejas tengan que buscar tener conflicto para experimentar la famosa “reconciliación”. Los seres humanos tenemos áreas de oportunidad o debilidades que generan dificultades o molestias en la relación interpersonal y mientras más cercana es mayor la posibilidad. Por lo tanto, de manera natural surge el distanciamiento cuando nos molestamos.

A continuación se describirán 3 tipos de pareja de acuerdo a la pasión:

Parejas de pasión arrolladora: son parejas que se han sentido muy atraídas desde que se conocieron, que con sólo tocarse se sienten “electrificadas”.

Generalmente estas parejas basan la estabilidad de la relación en el sexo y suele ser un área que a través del tiempo se “mantiene bien”. La pareja suele decir: “Lo único en lo que nos llevamos bien es en el sexo”. Sin embargo una relación no se puede sostener sólo de esta parte por siempre.

Frecuencia sexual

Hasta las parejas más apasionadas pueden sufrir un deterioro en su vida sexual, sino saben arreglar sus problemas de comunicación a nivel emocional. La otra característica de estas parejas de pasión arrolladora es que la intensidad de su relación también se manifiesta en el conflicto.

A la larga van acumulando la sensación de que pocas veces o nunca pueden llegar a un acuerdo que haga sentir bien a ambos.

Parejas de pasión intensa media: son aquellas parejas que suelen “llevarse bien en la cama” pero el sexo no es la base de su unión.

Existen otras áreas que funcionan bien, su comunicación es buena, saben escucharse, su nivel de satisfacción en la solución de conflictos es elevada. Dicen tener pleitos que terminan en una solución que hace sentir bien a ambos “nadie queda fuera”. Ellos llegan a decir que “los conflictos les han servido para ser cada vez mejores personas”.

Estas parejas están listas para enfrentar las subidas y bajadas que la sexualidad sufre frente a los numerosos cambios de la vida. Pérdida de trabajo, llegada de los hijos, estrés cotidiano, enfermedades, tristezas, etc. Estas parejas saben que la sexualidad es una expresión más de su cercanía emocional y no la única forma en que podrían acercarse.

Parejas de pasión baja: Estas parejas reportan que su relación sexual nunca ha sido intensa, “un poco al principio”. Alguno de los dos experimenta una gran frustración porque el ritmo es incompatible, siente que “falta algo” y el otro integrante de la pareja se siente presionado porque siente que no da el ancho.

Esta disfuncionalidad no es atribuible a un cambio de etapa, ni a un inadecuado manejo del conflicto. En estos casos hay que acudir a psicoterapia, ya que hay que hacer un buen diagnóstico de la relación de pareja.

En ocasiones se trata de parejas que no son pareja, es decir, hay más química de amigos. En otras hay un reclamo constante por falta de sexo, en vez de profundizar en el conflicto real. Como si el único problema fuera lo sexual, cuando en realidad solo es la punta del iceberg.

Frecuencia sexual

En conclusión la frecuencia sexual depende de qué tan bien se maneje el conflicto en la relación

Que la pareja tenga más química de pareja que de amigos. De no alimentar la distancia con resentimientos y aprender a escucharse.

La pasión sí es el termómetro que mide el tipo de relación y que tan bien están resolviendo los conflictos de pareja. No se debe permitir que la relación se desvitalice por un exceso de pleitos, ni tampoco por evitar resolver las diferencias para no pelear.

Las parejas de pasión arrolladora pueden hacer más funcional otras áreas mejorando su comunicación y las desvitalizadas no evitando el conflicto.

 

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar