Fumar daña tu piel: provoca arrugas y envejecimiento prematuro

iStockphoto/Thinkstock

Es conveniente dejar de fumar para cuidar nuestra salud de manera integral, por eso, aquí te decimos cómo el tabaquismo afecta directamente a tu piel. Aunque probablemente aún no hayas notado alguno de estos síntomas, pues empiezan a manifestarse aproximadamente a los 35 años, y los daños son directamente proporcionales al grado de consumo.

Rostro de fumador: la persona presenta una piel arrugada y con un tono gris, prominencia de los huesos, principalmente en los pómulos. Los labios y ojos se rodean de finas arrugas; las mejillas y mandíbulas presentan líneas profundas y superficiales.

Envejecimiento de la piel: el efecto más evidente es la destrucción de las fibras elásticas de nuestra piel; el cigarro contiene más de 4,000 sustancias dañinas, que generan arrugas y envejecimiento prematuro en la piel y es más evidente en la cara.

Fumar produce puntos negros en la piel: la nicotina y los alquitranes generan reacciones adversas en la estructura de nuestra piel, ya que generan la dilatación de los poros, lo que con el tiempo, convierte a nuestra piel en un acumulador de grasa y células muertas que producen puntos negros.

Hinchazón en los párpados: se genera por la constante inhalación de humo, misma que produce congestión de las fosas nasales, lo que provoca la inflamación.

iStockphoto/Thinkstock

Mayor riesgo de arrugas: las mujeres fumadoras tienen tres veces más probabilidades de presentar arrugas, que las que no fuman.

Mala cicatrización: las mujeres que fuman después de una cirugía, tienen una cicatrización más lenta y les queda una mayor marca en la piel, ya que el humo afecta la oxigenación de los tejidos, disminuyendo la circulación e intoxicando la sangre.

Mayor riesgo de cáncer en la piel: la Universidad del Sur de Florida publicó en el diario Cancer Causes Control que el hábito de fumar aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel (carcinoma espinocelular) en las mujeres.

Daños mecánicos: los movimientos realizados al fumar, como fruncir la boca al aspirar o los ojos para evitar que lastime el humo; lastiman la superficie cutánea y esto genera arrugas en dichas zonas.

También podría gustarte

Comentarios