Gracias a la participación de los consumidores, “Desayunos para Mejores Días” ¡supera la meta!

0
  • A nivel global, el programa filantrópico de Kellogg alcanza la meta al repartir 1,000 millones de porciones de sus productos.
  • En Latinoamérica, gracias a la participación de los consumidores, se acumularon 8.4 millones de porciones adicionales en los últimos meses.

En el marco de su celebración por los 110 años de labor filantrópica, Kellogg anunció que la meta de la campaña Desayunos para Mejores Días, de proporcionar 1,000 millones de porciones de cereal y snacks a niños y familias necesitadas en todo el mundo para finales de 2016, fue superada a principios del presente año.

Gracias al apoyo de los consumidores, a través de la compra de los productos marcados, la iniciativa acumuló 8.4 millones de porciones en Latinoamérica. Como resultado, la compañía donará 253 toneladas de cereales y snacks Kellogg’s® a instituciones como el Banco de Alimentos de México (BAMX) para que continúen su labor en la lucha contra el hambre.

Para Atalía Ortiz, responsable de Filantropía para Kellogg en Latinoamérica, este proyecto refrenda el fuerte compromiso de la empresa con la nutrición: “Como parte de nuestro legado, en Kellogg tenemos la responsabilidad de promover la nutrición de las familias y particularmente de los niños, ya que es durante sus primeros años de vida que desarrolla capacidades como la flexibilidad, fuerza, el lenguaje, la memoria y el desarrollo mental. Estamos convencidos de que el desayuno es el alimento más importante del día, que les ayuda a tener un mejor rendimiento en la escuela y en todos los ámbitos de su vida”.

Por otro lado, indicó que para la compañía es fundamental identificar aquellas instituciones que permiten a Kellogg llegar a quienes más lo necesitan. En este sentido, agradeció la participación de BAMX, quien a través de su red nacional, acerca alimento a las familias mexicanas de comunidades en todo el país.

Con esta celebración, Kellogg y sus aliados refrendan una vez más su compromiso con la nutrición y la lucha contra el hambre, al otorgar porciones de cereal y snacks a quienes más lo necesitan, y al apoyar a las familias para que tengan mejores días y vidas.

Conoce de cerca cómo se vivieron las “transformaciones” en el Estado de Querétaro y Guadalajara:

Tambien te puede interesar