Guía de estimulación, 0 – 3 meses. Parte 2.

iStockphoto/thinkstock.Besos y abrazos
1. Canta con voz suave y monótona la siguiente canción mientras meces y besas a tu bebé.
“A la ruru niño,
a la ruru ya,
duérmase mi niño
duérmase ya”.

2. Cuando le cambies la ropa o el pañal, puedes cantarle esta misma canción mientras le besas la nariz, los dedos de los pies o de las manos.
Nota: Se ha comprobado que la forma en que tocamos, tratamos y cuidamos de los bebés puede afectar profundamente el modo en que se desarrollan como adultos. Hay que recordar que la capacidad de un niño al controlar sus emociones depende de sus primeras experiencias con los familiares cercanos.

Aquí está mi dedo
1. Coloca al bebé en tu regazo.
2. Pon tu dedo índice en su mano.
3. Seguramente lo sujetará ya que es un reflejo natural de los recién nacidos.
4. Cada vez que lo haga dile frases muy positivas como: ¡Eres muy listo! o ¡Qué fuerte eres!
Nota: El bebé mantiene sus manos cerradas en un puño la mayor parte del tiempo gracias al reflejo prensil. Sin embargo, si se asusta por un ruido repentino o un movimiento brusco, abrirá la mano como signo de alarma.

¿Dónde está?

1. Sujeta un pañuelo o bufanda de colores vivos delante de tu bebé.
2. Muévelo lentamente mientras hablas sobre los colores y figuras del pañuelo.
3. Cuando fije su vista en el pañuelo, sigue moviéndolo lentamente para alentarlo a seguirlo con los ojos.
Nota: Al mostrarle objetos dentro de su campo visual y estimularlo para que los siga con los ojos fortaleces los músculos de la misma.

Experiencias sensoriales
1. Frota su brazo suavemente con diferentes tejidos: satén, lana, tela de toalla, entre otras.
2. Dale la oportunidad de experimentar con diversos olores. Ofrécele por una naranja recién cortada, un limón o una flor.
Nota: Cuando un bebé percibe el aroma del objeto que observa, el cerebro forma conexiones sólidas, sobre todo si ocurren de manera predecible.

También podría gustarte

Comentarios