Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Guía para comprar tu casa

Inicia con una investigación a través de Internet o de revistas, para darte cuenta del precio de las casas o de los departamentos en el área que te interesa. Si cuentas con el dinero para cubrir el costo del inmueble en su totalidad, tendrás mejores posibilidades de obtener un jugoso descuento. Las condiciones de negociación también están a tu favor en un mercado lento, o “mercado de compradores”, en el que las propiedades están tardando meses o hasta años en venderse. Todo es distinto en un “mercado de vendedores”, en el que hay gran demanda por parte de los compradores. Entonces, tu margen de negociación se reducirá.

Créditos hipotecarios
Si no cuentas con la totalidad de la suma requerida o no quieres disponer de todo tu dinero, infórmate respecto a los distintos créditos hipotecarios. Tramita una “pre-aprobación de hipoteca” antes de buscar casa, para obtener un estimado del monto del crédito y de los pagos mensuales, en la que podrás basar tu búsqueda de propiedades. Consulta con tu asesor financiero o agente de bienes raíces los costos de la operación. Esto puede incluir verificación del Buró de Crédito, avalúo, inspección de la propiedad, tarifas notariales y escrituración. Para calificar para un crédito debes contar con un buen historial. Paga tus cuentas a tiempo, limita la cantidad de deudas, reduce el número de tarjetas de crédito y úsalas responsablemente. Revisa al menos una vez al año tu historial con el Buró de Crédito.

Opciones e inversiones
Si no necesitas mudarte con urgencia, puedes comprar una casa o departamento dentro de un desarrollo en la etapa de pre-venta, con lo que obtendrás el mejor precio. Al momento en que termine la construcción, lo más probable es que ya tengas plusvalía. Otra opción es comprar una propiedad que no sea nueva (aunque no es recomendable que supere los 30 años de construcción). En las ciudades, este tipo de propiedades suelen ser más baratas y espaciosas que los inmuebles nuevos. Pero ten cuidado al inspeccionar la propiedad, para detectar posibles problemas (de humedades, plomería o instalación eléctrica), que podrían dar al traste con tu supuesto ahorro. Cuando vayas a ver la propiedad, no dudes en abrir las llaves de agua, todas las puertas, encender las luces y preguntar a los dueños si existen problemas de los que deberías estar enterada. Pero no te bases sólo en sus respuestas, contrata a un perito para realizar una inspección profesional.

Con o sin agente de ventas
Sobre todo durante las primeras transacciones, es recomendable que te apoyes en un agente de bienes raíces que te guíe en el proceso de búsqueda y compra. Pero si decides ir por tu cuenta, utiliza los servicios de un notario o abogado que te ayude a determinar si la propiedad está en condiciones de escriturarse. Parte de la tarea del agente de bienes raíces es precisamente ésta, recomendarte propiedades “limpias” (libres de gravámenes) y listas para escriturar. Un buen agente escuchará tus necesidades y te llevará a ver varias propiedades. Aunque te parezca que ya encontraste la “casa de tus sueños”, es buena idea compararla con otras propiedades y comprobar lo que puedes obtener por tu dinero.

A precio justo
Debes estar consciente de que en todas las colonias hay algunas sub-zonas más cotizadas que otras. Ello tiene relación con elementos tan distintos como la vista (por ejemplo, una vista espectacular de la ciudad o del bosque), las propiedades aledañas (no es lo mismo vivir en una calle exclusivamente residencial, que ser vecina de un taller mecánico), la cercanía a puntos conflictivos (como escuelas o avenidas ruidosas) y locales de servicio. Las mejoras que el antiguo propietario haya realizado a la casa también pueden elevar su valor. Otro factor pueden ser las instalaciones para el uso común, como albercas, gimnasio y salones de fiestas. También existen cuestiones intangibles, pero que influyen en el costo de una propiedad, como el estatus asociado con vivir en ese desarrollo o zona. Ningún agente de bienes raíces que se respete –y que te respete–, puede garantizar la plusvalía de un inmueble. Lo que sí puede hacer, es darte datos históricos para que tomes una decisión informada. Por ejemplo, “hace dos años, las casas en esta zona se vendían en promedio en 4.5 millones de pesos, ahora están sobre los 5 millones”. También te puede decir cómo se compara la propiedad con las del resto de la zona.

También podría gustarte
Comentarios