Ha comenzado el trabajo de parto

Comentarios de amigas, tías y mujeres que tuvieron trabajos de parto complicados, muy largos y dolorosos siempre están a la orden del día. No te dejes llevar por ellos, ya que cada mujer tiene un trabajo de parto diferente y éste no tiene que ser precisamente traumático. Aunque es difícil determinar el momento en que inicia el trabajo de parto, a partir de la semana 36 de embarazo tu bebé está listo para nacer.
Un parto falso

Existen algunos síntomas que pueden alarmarte al final de tu embarazo. Uno de ellos son las contracciones de Braxton Hicks, que tienen como finalidad adelgazar el cuello del útero para permitir el paso de tu bebé a través del canal de parto. Se dan con más frecuencia en la etapa de preparto, no suelen ser dolorosas ni regulares. Estas características las hace diferentes a las contracciones que se presentan durante el trabajo de parto.
Señales de que inicia tu trabajo de parto

• Tu vientre baja

Esto se debe a que tu bebé ya está colocado con la cabeza hacia el canal de parto.

 

• Ruptura de membranas o de la fuente

Sentirás como si te orinaras encima sin poder detener el flujo. Acude al hospital para que examinen el color del líquido.

• Expulsión del tapón mucoso

Es un moco espeso que protege a tu bebé al mantener cerrado el canal del cuello de la matriz.

Contracciones.

• La primera etapa es latente, cuando las contracciones se vuelven más frecuentes (cada 5 a 20 minutos). La fase latente suele ser la más larga y menos intensa. Durante esta fase debes ir al hospital para que te hagan exámenes pélvicos que determinen la dilatación del cuello uterino.

• La segunda es la etapa activa, en la que el cuello uterino se dilata de 4 a 7 centímetros. Las contracciones se vuelven más prolongadas, intensas y frecuentes (cada 3 ó 4 minutos).

• La última se llama etapa transición, el cuello uterino se dilata de los 8 a 10 centímetros. Las contracciones son muy intensas, duran entre 60 y 90 segundos, y se presentan cada pocos minutos. Sentirás una gran necesidad de pujar.

Etapas del trabajo de parto

• Primera: Dilatación

Incluye la expulsión del tapón mucoso y la ruptura de la fuente. Las contracciones son continuas y su intensidad aumenta a medida que se empieza a dilatar el cuello del útero. Esta etapa tiene una duración de unas 4 a 9 horas y depende de diversos factores. Por ejemplo, si eres primeriza te enfrentarás a la resistencia de la pelvis ósea y los tejidos blandos del canal de parto que incluyen: el cuello del útero, la vagina, el suelo pélvico y el periné.

¿Qué debes hacer?

Una vez en el hospital, procura caminar y poner en práctica diferentes técnicas de respiración que te ayudarán a tolerar el dolor. No te quedes quieta en un solo lugar, mejor recuéstate de lado, siéntate e incluso toma un baño con agua tibia.

Tu pareja

Te puede dar masajes en la espalda, la parte interna de los muslos y la zona del cóccix. Poner la música que te relaja o ayudarte a respirar correctamente entre cada contracción será fundamental. Su papel en esta etapa es importante ya que te brinda confianza y seguridad para fortalecer los lazos entre ustedes.

• Segunda etapa: Expulsión

Consiste en la dilatación completa del cuello del útero (10 cms) y el nacimiento de tu bebé. Si decides que te pongan la epidural, los dolores serán menos intensos.

¿Qué debes hacer?

El ginecólogo y las enfermeras te indicarán en qué momento pujar. Es el esfuerzo final, aunque el más difícil ya que debes llevarlo a cabo justo cuando estás más cansada; sin embargo, piensa que gracias a ello tendrás la dicha de conocer a tu bebé.

Tu pareja

Si pide permiso en el hospital con antelación, es posible que tu pareja pueda grabar en video el gran acontecimiento. Darte todo su apoyo en estos momentos será de gran ayuda para ti y él podrá sentirse parte de toda la experiencia.

• Tercera etapa: Expulsión de membranas

Esta fase comienza inmediatamente después del nacimiento, y termina con la expulsión de la placenta y las membranas del saco amniótico. El ginecólogo revisará que tu matriz quede libre de cualquier resto que pueda provocarte algún problema durante el puerperio.

 

¿Qué debes hacer?

Relájate, porque la parte más difícil del trabajo de parto ya pasó. Además con la emoción de ver a tu bebé el tiempo pasará muy rápido, incluso es posible que te quedes dormida.

 

Tu pareja

Puede ir con el pediatra para saber cómo se encuentra el bebé, seguramente le permitirán cargarlo para que después avise a la familia del feliz acontecimiento.

 

Datos importantes

Para las mamás primerizas el trabajo de parto dura de 12 a 14 horas aproximadamente; en embarazos posteriores este tiempo disminuye considerablemente.

También podría gustarte

Comentarios