Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Haz del ahorro tu mejor aliado

Haz del ahorro tu aliado

Si el dinero se te escurre de las manos tan pronto como lo recibes, es momento de analizar y cambiar algunas costumbres que tienes para hacerlo rendir un poco más. A continuación te enlistamos unos consejos prácticos y fáciles de seguir para ahorrar de manera eficiente.

Enlista todos tus gastos:

Clasifícalos en gastos mensuales (renta, gasolina, comida, agua, pasajes, teléfono, Internet), periódicos (tenencia, predial, seguros, vacaciones) y variables (ropa, enfermedades, salidas cerca de casa, reparaciones en el hogar).

Elimina: Una vez hecha la lista con todos los gastos que realizas tienes que eliminar los que son innecesarios; por ejemplo, si al comprar ropa, una prenda no te enamora, no la compres, seguro la dejarás colgada en el clóset luego de un par de puestas; podrías descartar algunas salidas, lleva comida casera al trabajo en vez de comer en la calle, etc.

Compra inteligente: Adquiere productos en función de tus necesidades básicas, y si lo puedes hacer al mayoreo, qué mejor; así te podrás olvidar de comprar artículos que pones frecuentemente en tu carrito por un mes o más tiempo.

 

Alcancía:

Al final del día mente en una alcancía las monedas que te hayan sobrado, cuando esté llena puedes ir a una tiendita, supermercado o al banco para cambiar su contenido por billetes. Deposita ese dinero en una cuenta bancaria o utilízalo para salir de un pequeño imprevisto.

Abre una cuenta:

¿Sabías que 7 de cada 10 mexicanos aún guardan su dinero bajo el colchón? Si bien, es una manera de tenerlo disponible sin necesidad de hacer fila en el banco, no brinda una verdadera seguridad ni lo hace crecer. Tómate una tarde para abrir una cuenta de ahorros de las que no se pueden hacer retiros en determinado tiempo —a menos que pagues una cuota—; así no caerás en la tentación de gastarlo y comenzarás a tener un fondo para cubrir una emergencia o hasta adquirir una casa.

Recuerda que no se trata de restringir todo, claro que te puedes dar ciertos gustos siempre y cuando estés convencida de que realmente los disfrutarás y no quedarás a deber.

También podría gustarte
Comentarios