Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Haz que tu casa luzca como sacada de una revista

¿Te encantan las recámaras, comedores y cocinas que se muestran en las revistas de diseño? Entonces seguramente has pensado: “ojalá hubiera esas piezas en México o quisiera que no fuera tan caro hacerlo”.

iStockphoto/ThinkstockNo te preocupes, si tienes el entusiasmo, tú puedes crear el look de revista y sin necesidad de gastar tanto. Piensa en tu personalidad y en el estilo de tu casa. Hay hermosas habitaciones en casas de dos aguas… pero quizá la tuya no sea así. Toma en cuenta los detalles, adáptalos y crea tus propios diseños.


Iluminación: una recámara de ensueño nunca es oscura,
así que pon atención en la luz.
iStockphoto/ThinkstockOrden: todas las fotografías tienen algo en común: las cosas están justo en donde deben estar, hay orden, limpieza y armonía.


Vintage: sácale provecho a algún objeto que sea parte de tu historia familiar. Por ejemplo, una jarra rústica puede servir de florero y darle un toque primaveral a tu mesa.
Combínala con una vajilla colorida, es muy fácil. ¿O qué tal los frascos de la abuela, esos que ahora te costarían carísimos si los compraras en un lugar especializado? Puedes lucirlos en barritas en tu cocina o comedor.


Inversión:
elige las piezas en las que vas a invertir más. Por ejemplo, no escatimes en un colchón. Piensa que descansarás todas las noches en él, así que inviértele. En tu sala, un sillón central de buenos acabados será mejor que uno barato que te dure un par de años. Haz cuentas y verás que lo que gastes valdrá la pena.
Accesorios: los electrodomésticos, la ropa de cama, los libros de mesa de café, tapetes, cuadros, bancos, cojines, entre otros, cuentan. Si te fijas en una revista todo está perfectamente coordinado. iStockphoto/ThinkstockJusto la productora de la fotografía organiza y consigue cada unos de los detalles.
Detalles: no son sólo los accesorios, son las piezas claves que hacen que tu habitación sea única. Por ejemplo: una fina mantita en el sillón, una fotografía en un marco antiguo, un florero con unas bellas flores, el juguete favorito de tu hijo, etcétera.

Es muy fácil, sólo decídete y sí, hay que dedicarle un tiempo y esfuerzo, ¡pero vale la pena!

 

También podría gustarte
Comentarios