Haz tu casa más verde

Muchas veces no estamos conscientes del poder que tenemos como consumidores. Pensamos que una decisión de comprar o no algún producto solamente nos afecta a nosotros y a nuestro bolsillo, pero no es así. Consumidores conscientes han obligado a grandes empresas transnacionales como Kraft, Kellogg’s y McDonald’s a cambiar sus productos, cuando les enviamos claros mensajes a través de nuestras decisiones de compra.

Primero lo primero: la comida
Orgánico o no orgánico no es lo mismo que orgánico o inorgánico. Los alimentos orgánicos son aquellos en cuyo proceso de producción no se utilizan agroquímicos. En el caso de los animales, no se utilizan hormonas ni antibióticos. El objetivo de consumir productos orgánicos es evitar los agroquímicos que quedan en los alimentos y que son potencialmente tóxicos, ya que tienen la característica de ser persistentes y bioacumulativos.

¿Qué podemos hacer? Consumir productos que contengan la menor cantidad de agroquímicos, de preferencia, certificados orgánicos. El costo de los productos orgánicos aún es muy alto para el promedio de los mexicanos, por lo que es difícil que podamos comprar todo orgánico. Si podemos hacer algunas compras orgánicas empecemos por leche, huevo y pollo.
Las verduras, mientras más verde es la hoja, más absorben metales pesados, así que una buena elección son lechugas orgánicas, una ventaja adicional es que las lechugas y las espinacas orgánicas tienen un precio razonable.
No así manzanas, peras y perón que son más caras, pues casi todas son importadas. Tampoco queremos incrementar el consumo de productos importados, ya que el 90% de la contaminación generada en la producción de alimentos se origina durante el transporte. Las papas absorben muchos agroquímicos, pero todavía no existen papas orgánicas, por lo menos en México.

La limpieza
En cuanto a los productos de limpieza, ¿qué puedes hacer con el cloro, el Easy Off y el Pinol? O mejor dicho, ¿qué hacer sin ellos?
En la guía de “Todo lo que una ama de casa quería saber sobre el medio ambiente pero no sabía a quién preguntar”, publicada por la Secretaría de Medio Ambiente (SEMARNAP), se encuentran algunas opciones para no usar aquellos productos de limpieza que resultan nocivos al ambiente.
Piensa que cada vez que utilizas cloro para matar los gérmenes, éste se va por el caño, de ahí a los ríos y finalmente llega al mar y aun cuando se va disolviendo, causa daño a la vida, es decir, continúa matando.
Otros productos, como el Ajax bicloro, matan a las bacterias de las plantas tratadoras de agua.
La casa puede quedar perfectamente limpia con jabón, vinagre, bicarbonato de sodio y limón; productos que además de no causar daño alguno, no cuestan tanto como los limpiadores comerciales.
Además, existen en el mercado opciones de limpiadores no tóxicos como los NO-Con que tienen desde jabón para ropa hasta ceras para pisos a costos competitivos. Estos productos se pueden adquirir también en las tiendas que se mencionaron anteriormente.

La cocina
La cocina es el lugar de la casa donde más energía se utiliza. ¿Qué podemos hacer aquí?
1. Al cocinar, tapa las ollas. Esta simple medida disminuye el uso de energía (gas o electricidad) hasta un 30%. Utiliza ollas que sean más grandes que la hornilla, de otra forma se desperdicia mucho calor.
2. Son preferibles las ollas de hierro o de acero inoxidable a las de aluminio; ya que el aluminio es un material que se encuentra de forma escasa en la Tierra y cuya extracción resulta costosa y contaminante.
3. Por lo mismo, es aconsejable dejar de usar tanto aluminio para guardar alimentos, es preferible utilizar Tupperwares, de preferencia transparentes para poder ver el contenido, incluso usarlos para congelar alimentos.

La basura
Lo mejor para evitar la generación de basura es la regla de las Tres R’s: Reusa, Recicla y Reduce
El fin de semana estuve de visita en la casa de unos amigos en Cuernavaca. La señora no quería batallar demasiado con los trastes, teniendo ya dos criaturas con quienes tiene que batallar ¡todo el día! Por lo que decidió que sólo usaríamos platos desechables ¡de unicel! Si vas a utilizar platos desechables, que sean de cartón y no de unicel, cuyo proceso de fabricación es contaminante y causa la muerte de tortugas que al ver los pedazos flotando en el agua, los confunden con comida y después mueren ahogadas.
La generación de basura es un problema a nivel global, mientras más rica es una economía, mayor es su generación de basura. Empecemos por las bolsas de plástico, las usamos por unos minutos y lleva más de 100 años que se degraden. Si 10,000 personas dejáramos de usar bolsas de plástico y cambiáramos por la tradicional bolsa de mandado, se ahorrarían 9 millones de bolsas al año.

Manejando verde
Es casi imposible no contaminar el aire al manejar, aunque ya hay coches híbridos en México, HONDA tiene un Civic Híbrido, que cuesta un poco más que el Civic normal.
Pero hay otras cosas que podemos hacer para contaminar lo menos posible: lo primero es evitar viajes cortos. Si sólo vamos a la tienda de la esquina, podemos caminar; además de evitar contaminación incrementa nuestra salud.
Otra medida sencilla es inflar las llantas a la presión adecuada, que está indicada en la puerta de nuestro auto, esto no sólo ahorrará contaminación, sino que bajará considerablemente el consumo de gasolina de tu auto y alargará la vida útil de las llantas con el ahorro respectivo.

Se estima que se gastan 9 millones de dólares al día por llantas mal infladas.

También podría gustarte

Comentarios