Hidrata a tus hijos

Es de suma importancia que los niños (al igual que los adultos), conserven un grado adecuado de humedad en el organismo y en la piel. Debes enseñar a tus hijos a beber agua, fomenta esta acción entre ellos para que se les haga un hábito y de esta manera, los ayudarás a mantenerse en buenas condiciones de hidratación.

Muchas opciones
No sólo el agua hidrata, todos los líquidos lo hacen:
• Jugos
• Tés
• Leche
• Caldos
• Sopas
• Frutas
• Verduras

Las cantidades ideales

Te damos las recomendaciones diarias para que tus hijos tomen la suficiente cantidad de líquidos:
Niños de 1 a 2 años: de 3 1/2 a 4 vasos.
Niños de 3 a 5 años: 5 vasos.
Niños de 6 a 9 años: 6 vasos.
Niños entre 10 y 14 años: 7 vasos.
Mujeres de 15 años en adelante: de 8 a 10 vasos.
Varones de 15 años en adelante: de 10 a 12 vasos.

Apaga su sed
Claro está que cuando se hace ejercicio o hace mucho calor, hay que beber una mayor cantidad de líquidos. La sed indica que el cuerpo necesita líquidos, pero es importante no sólo beber cuando se tiene sed, sino hacerlo entre comidas, a sorbitos, para completar la ración necesaria y así evitar la deshidratación. También los bebés deben tomar agua. Siempre dales a tus hijos un termo con su bebida predilecta, para que la puedan tomar cuando deseen.

También podría gustarte
Comentarios