Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Higiene personal

Es necesario que sepas cómo cuidarte; mantenerte sana depende mucho de una buena alimentación, hacer ejercicio, pero también depende de una buena higiene personal. Lavarse las manos, bañarse y usar ropa limpia, debe ser parte de tu limpieza personal. Esto incluye lavarse y mantener tu cuerpo limpio. ¿Sabías que la forma en que lavas tus “partes privadas” ayudarán a mantenerte lejos de las infecciones vaginales (que son las posibles infecciones que surgen en tu vagina, tal como lo dice el nombre), mejor conocida como “vaginitis”? A continuación te damos algunos consejos para mantenerte lejos de cualquier infección vaginal.
El jabón es nuestro mejor aliado en la limpieza personal… Pero ¿cómo saber si estamos llevando una higiene “íntima” adecuada? Aunque es un tema que nos puede dar penita, muchas veces no sabemos cómo lavarnos “ahí”. Y eso puede resultar en posibles infecciones.

Lo que tu mamá te dijo… ¡o no!
La vagina es una de las partes del cuerpo más limpia y delicada, por lo tanto debes tener los cuidados correctos. Desde chica, seguramente tu mamá te enseñó cómo tener una buena higiene, (es un tema un poco difícil de tratar), de cualquier manera, aquí te damos algunos consejos básicos.

• Al bañarte, es importante que laves con jabón y agua la parte exterior de tu vagina. Procura no enjabonar el interior, la cual sólo deberás lavar con agua. Asegúrate de enjuagarte perfectamente para que no queden residuos de jabón y así evitar irritaciones.

• Evita sentarte en la taza del wc cuando vayas a un baño público.

• Al limpiarte después de ir al baño, limpia “la zona” (llamémosle así para evitar “penas ajenas”) de adelante hacia atrás, no desde el recto para no contaminar esta área.

• Si estás en tus días, procura cambiar seguido la toalla femenina (cada 3 a 4 horas).

• Cuando tengas que ir al baño. ¡Sólo ve!, no te aguantes.

• No te bañes en tinas y lugares “sospechosos”, es decir que no sabes si el baño está limpio o no.

• El mar y las albercas son muy seguras; el primero tiene alto contenido de minerales y sales naturales y el segundo, tiene tal cantidad de cloro capaz de matar a cualquier ‘”bicho”.

• Para mantenerte fresca y limpia, no hay nada mejor que mantener el área ventilada. Recuerda que a las bacterias y los hongos les encanta la humedad y el calor. Para ello, utiliza ropa interior o “panties” de algodón. Evita en lo posible usar ropa muy apretada y de lycra ya que ésta es más propensa a mantener la humedad. Al usar traje de baño, procura cambiarte una vez que hayas terminando de nadar y si estás en la playa, cámbiate por un traje de baño seco. Aunque existen algunos productos para higiene femenina, es recomendable no usar nada, excepto agua y jabón. En caso de tener algún ardor o comezón, consulta a tu médico o platícale a tu mamá para que te aconseje.

Remedios caseros:
Muchas veces puedes darte un baño de asiento con un poco de agua y una cucharada de vinagre blanco. Tomar jugo de arándanos previene las infecciones vaginales.

Limpia por dentro y por fuera
Tomar mucho líquido ayuda a eliminar las toxinas; entre más transparente sea la orina, más limpio estará el organismo. De ocho a 10 vasos de agua al día son lo ideal para estar hidratada y purificarte por dentro.

¿Es o no es?
Es importante saber identificar si tienes alguna infección vaginal y tratarla a tiempo. Los síntomas pueden ser: comezón, ardor o secreciones malolientes. (Ojo: No te confundas con el flujo normal que sale de la vagina de vez en cuando, siempre y cuando éste sea transparente y sin olor). Si tienes alguno de estos síntomas, no dudes en decírselo a un adulto para que consulten a un médico y puedan darte el tratamiento oportunamente.

Tratamiento
Es algo muy sencillo, generalmente se tratan de óvulos o cremas vaginales; pero es importante detectarlo a tiempo. Recuerda que nadie te conoce mejor que tú, por lo que si sientes que algo anda mal en “el hemisferio sur”, no dudes en consultar al médico. ¡Ah! y mucho ojo: no te auto-recetes.

Para mayores informes sobre este tema, puedes consultar:
www.bayerscheringpharma.com.mx
www.cuidarteesquererte.com.mx

También podría gustarte
Comentarios