Historia en breve de las posadas

0

 

* De acuerdo a la tradición católica, se trata de la representación del pedimento de alojamiento que María y José hicieron en vísperas del nacimiento de su hijo Jesús.

* Desde la época colonial los monjes se encargaron de difundir las diferentes celebraciones cristianas como los nacimientos, las pastorelas y las posadas para evangelizar a los indígenas.

* Ciertos investigadores sostienen que las posadas nacieron en San Agustín Acolman, hoy Estado de México, cerca de las pirámides de Teotihuacán.

* Los aztecas celebraban el nacimiento de Huitzilopochtli justo en el solsticio de invierno. Simultáneamente, los comerciantes o pochtecas realizaban una fiesta en la que sacrificaban esclavos, sometidos a una ceremonia de purificación, después de una serie de banquetes ceremoniales.

* La analogía de esta festividad con el Nacimiento de Jesucristo hizo que los frailes agustinos la aprovecharan para infundir en los indígenas la nueva religión, adecuando una tradición a la otra.

* Con el paso del tiempo la gente dejó de celebrar las posadas en los atrios de los templos para llevarlas a sus calles, con vestigios tan característicos del ritual prehispánico como los obsequios hoy llamados aguinaldos (canastas o bolsas con dulces).

* Si bien las posadas tuvieron un origen totalmente religioso, el entusiasmo festivo y la participación de la gente en México hizo de ellas fiestas comunitarias con música, baile y comida, aprovechando alimentos de la temporada como cañas, tejocotes, limas, naranjas, jícamas, cacahuates, pasas, etcétera.

* La tradición dicta
que las posadas deben celebrarse durante los nueve días previos a la Navidad, es decir, del 16 al 24 de diciembre, que corresponden a los nueve meses de embarazo de María.

* Cuentan en la Iglesia católica que María y José tuvieron que ir de puerta en puerta pidiendo alojamiento en Belén para poder empadronarse.

Para representar este acontecimiento en las posadas, dos voluntarios se pueden vestir como los padres de Jesús o alguna persona puede cargar las figuras de estos dos personajes.

* Al desaparecer la convivencia
en las calles de las grandes ciudades, las posadas se han modificado y adaptado a los nuevos tiempos. Aunque ciertos grupos han dejado perder estas costumbres, las compañías de teatro se han preocupado por mantenerlas vivas junto con las pastorelas.


*
Una vez que se ha realizado la procesión
y cantado la letanía, los invitados a las posadas se dividen en dos grupos: el primero entra a la casa de los anfitriones y, el otro, canta los versos para pedir “alojamiento” desde el exterior, imitando a José y María. Las personas que se quedaron en el interior deben negar la posada obligando a los peregrinos a pedirla dos o tres veces, hasta darles hospedaje y cantar los villancicos para recibirlos.

* El momento cumbre de una posada es romper la piñata, que debe tener la forma de una estrella de siete picos que simbolizan los pecados capitales: soberbia, avaricia, ira, envidia, lujuria, pereza y gula. Son los invitados quienes, con una venda en los ojos, se encargan de quebrar la piñata con un palo que representa la ayuda de Dios. Los dulces y la fruta que se desparraman por el suelo significan la gracia de Dios.

Tambien te puede interesar