Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Hormonas para la piel


En la vida de la mujer, hay dos etapas que implican cambios importantes en el organismo y por lo tanto, también en la piel. Para su mejor comprensión, es necesario que aclaremos las diferencias entre los términos:

• Menopausia: es sólo el último sangrado menstrual y ocurre durante el climaterio.

• Climaterio: es todo el periodo en el que suceden los cambios en el organismo, principalmente por la disminución de estrógenos; puede iniciar desde los 35 años y concluir aproximadamente hasta los 65.

Los cambios en el cuerpo
• Disminución del tamaño del útero.
• Sequedad vulvovaginal que puede ocasionar dolor en la relación sexual.
• Cambio en la acidez vaginal, con la subsecuente tendencia y posibilidad para las infecciones vaginales.
• Aumento de la frecuencia y necesidad de orinar.
• Incontinencia urinaria por esfuerzo.
• Reducción del tamaño de la glándula mamaria.
• Pérdida y disminución de la densidad ósea, que trae la predisposición a presentar fracturas.
• Ansiedad, depresión, disminución del apetito sexual e insomnio.
• Tendencia al sobrepeso y redistribución de grasa corporal.
• Bochornos y sudoración abundante de predominio nocturno.

Los cambios en la piel
• Sequedad en todo el cuerpo. La epidermis (capa externa de la piel) se vuelve más seca y se descama fácilmente.
• Pérdida de fibras elásticas y colágenas. El contenido de colágeno disminuye 2.1% por año después de la menopausia; el espesor de la piel se reduce 1.2% anualmente entre los 10 y los 15 años postmenopáusicos.
• Pérdida de elasticidad y firmeza.
• Aumento de líneas de expresión y de los pliegues cutáneos.
• Incremento en la sensibilidad a las radiaciones ultravioleta del sol, con mayor tendencia a la pigmentación.

A pesar de todos estos cambios, hay mucho que hacer; existen múltiples profesionales en el mundo de la salud y la cosmética que pueden ayudarte durante estas etapas. Sin embargo, los efectos de la terapia dependerán de la manera en que enfrentes ese proceso.

Bellos consejos para tu piel
1. Disminuye la exposición a los rayos solares.
2. Aplica protector solar todos los días. Protégete de la luz del día y no solamente del sol, esto quiere decir que la primera aplicación deberás realizarla temprano aunque “no haya sol” y reaplicarlo 2 ó 3 veces al día. El factor de protección solar sugerido para el diario es de 15 a 30 FPS.
3. Incluye en tu alimentación frutas como frambuesas, zarzamoras y fresas; vegetales de hojas verde oscuro (espinacas); jitomate y pescados.
4. Procura incluir el salmón en tu dieta al menos tres veces por semana. Estos alimentos son extraordinarios antioxidantes.
5. Olvida el cigarro, deja de fumar. El tabaco es otro de los principales agentes destructores de células, esto es = envejecimiento.
6. ¿Estrés? ¡No más! El estrés promueve el envejecimiento de la piel. Relájate, recurre al ejercicio, al yoga, ¡a los masajes de relajación! Esta técnica se considera una terapia importante que permite un valioso intercambio de energía, disminuir el estrés y descontracturar esos músculos “hechos bolas” por tensión.
7. Utiliza cremas y productos cosméticos formulados especialmente para pieles desequilibradas por cambios hormonales como la menopausia y el climaterio.

También podría gustarte
Comentarios