Huevos Fabergé: El lujo de una tradición, ¡Conócela!

Carl Fabergé fue un artesano, no sólo creativo e innovador, sino el creador de una gran tradición que imperó en la época de los zares de Rusia.

 

Una de las principales tradiciones de la iglesia ortodoxa rusa era la pascua, durante la cual se daban tres besos y se intercambiaban un huevo de pascua.

Una nueva tradición Huevos Fabergé

La gran tradición comenzó cuando el zar Alejandro III encargó un huevo especial para su esposa; a la emperatriz María Fyodorevna le gustó tanto que se convirtió en el regalo más anhelado a partir de entonces.

De 1855 a 1916 se crearon 50 huevos, de los cuales se sabe de la existencia de 42, algunos coleccionistas de arte rusos pagan cantidades exorbitantes con tal de poseer alguna de estas piezas.

Huevos Faberge El lujo de una tradicion¿Quién da más?

· En el 2007 un huevo que permaneció a la familia de banqueros Rothschild por muchos años fue subastado en 18 millones de dólares.

· El huevo de Invierno, que data de 1913 se vendió en 9.6 millones de dólares.

Huevos Faberge El lujo de una tradicion

La historia… ¿continúa?

En 1951, después de la Revolución Rusa la casa Fabergé perdió sus derechos para crear estas especiales obras de arte. Sin embargo las bisnietas de Carl decidieron honrar la memoria de su bisabuelo (y recuperar su reino) al inaugurar una nueva boutique en el 2009 en Suiza, una en Londres para el 2011 y pronto existirán más en Estados Unidos, ¡todo un suceso!

También podría gustarte

Comentarios