¿Insolación? ¡Cuidado!

La insolación es una enfermedad causada por la exposición prolongada a temperaturas altas, ingestión limitada de líquidos o un fallo del mecanismo de regulación de la temperatura.
Se presenta cuando los macanismos corporales reguladores del calor, aumentan el calor del cuerpo de forma extrema sin poderlos controlar.

Las principales causas son:
• Exposición al sol durante un tiempo prolongado.
• Por envejecimiento.
• Alcoholismo o enfermedades crónicas.
Es una enfermedad mucho más grave que padecer un golpe de calor, porque puede ocasionar la muerte.

Los síntomas
Los más visibles son:
• La piel se siente caliente y seca, pero no sudorosa
• Confusión o pérdida del conocimiento
• Vómitos frecuentes
• Sensación de falta de aire o problemas para respirar
• Mareo, debilidad o desfallecimieto
• Dolor de cabeza
• Aumento de pulso
• Convulsiones y alucinaciones
• Calambres musculares

Ante cualquier síntoma, es importante retirarse del sol y colocarse en la sombra en un lugar fresco.
El tratamiento más efectivo para disminuirla es bañarse con agua tibia y poner compresas frías en el cuerpo; es importante tomar líquidos para evitar la deshidratación.
El principal efecto secundario son las quemaduras de piel, agravándose a la tendencia a padecer cáncer de piel.

Medidas de prevención
Especialistas de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello A.C. (FESORMEX), recomiendan:
• Utilizar ropa ligera de colores claros y algodón.
• Evitar realizar actividades de exposición directa al sol.
• Beber líquidos durante todo el día.
• Permanecer en lugares frescos.
• Utilizar protector solar durante todo el día.
• Ante cualquier síntoma, evitar la automedicación y acudir al médico.

También podría gustarte

Comentarios