Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Eleva tu autoestima y mejora tu diabetes

Autoestima y diabetes
Thinkstock

Una sana autoestima favorece un mejor desarrollo personal en general, además de que con ella es posible lograr metas, sentirse satisfecho, mejorar las relaciones interpersonales y enfrentarse a las enfermedades de forma positiva. A continuación te decimos cómo la autoestima y la diabetes se llevan de la mano.

Consejos para elevar la autoestima

Valora tus triunfos. En la sociedad actual de ganar o perder, la mayoría de las personas se sienten perdedoras. Escribe tus diez éxitos del día anterior. Aprecia y celebra tu progreso.


Vive el presente. Lo más importante es vivir el presente: el pasado únicamente sirve para no volver a cometer los errores; el futuro es el presente que vivirás cuando ese día llegue.

Autoestima y diabetes
iStockphoto/Thinkstock

Deja a un lado la vergüenza. La vergüenza es un sentimiento que inmoviliza. Deriva en debilidad, incompetencia e incapacidad.

Reconoce tus cualidades. Piensa en cinco características que te hagan especial; por ejemplo: “Soy sincera, mis jefes siempre confían en mí, soy amigable, me encanta bailar, soy experta en la cocina”. Siempre existen áreas en las que podemos destacar, y algunas ni siquiera las hemos descubierto.

Acéptate tal como eres. La aceptación es la base de la seguridad, la confianza, el amor y la autoestima. Aceptarse a uno mismo implica conocerse. ¿Qué importa si el lunar que tienes en la cara no le gusta a los demás? Analiza el resto de las partes de tu cuerpo y verás que están funcionando bien.

Canaliza tus sentimientos. Cuando alguien te haga una broma, sonríe. Trata de disfrutar cada momento, y si alguna situación te entristece, considera que ésta pasará y que la vida se ha hecho para vivirla lo mejor que podamos.

Convierte lo negativo en positivo. Invierte frases o mensajes negativos en afirmaciones: “¡No puedo hacer nada!” por: “Tengo éxito cuando me lo propongo”. “No puedo esperar demasiado” por: “Haré realidad mis sueños”.

Mantente en movimiento. El ejercicio genera bienestar. Inscríbete a un gimnasio, practica aeróbics, natación o algún deporte de competencia, o simplemente camina.

Autoestima y diabetes
iStockphoto/Thinkstock

Toma el control de la diabetes. La clave para tomar el control es obtener seguridad y sentirte bien respecto a las decisiones propias. Al obtener mayor seguridad, podrás comunicarte eficientemente con los otros y tendrás un mejor control sobre la diabetes.

Si aceptas tu enfermedad, será mucho más fácil que la gente te apoye moralmente. Es común que surjan fricciones por falta de comunicación e ignorancia sobre la diabetes. Por ello, debes perder el miedo y comunicar a la gente lo que te sucede para evitar cualquier tipo de roces innecesarios con tus seres queridos.

Perdona. El perdón implica estar dispuestos a ver con compasión. La persona que te lastimó probablemente lo hizo por su propia debilidad y por sus limitaciones.

Abre las puertas a la confianza. Platica lo que te sucede de manera abierta, así los demás estarán dispuestos a ser honestos y abiertos contigo.

Autoestima y diabetes
iStockphoto/Thinkstock

Escúchate a ti misma más que a los demás. Analiza con cuidado las opiniones de los demás sobre ti. Tú y sólo tú debes tomar la última decisión acerca de tu vida, en especial cuando estas decisiones afectarán tu integridad física.

Establece límites. Todas las personas tienen un mundo interior que debemos respetar y que no debemos traspasar, a menos que ellas lo permitan. De igual manera, no dejes que los demás traspasen tus fronteras si no es de una forma amable y abierta al diálogo. Aprende a decir NO.

Sé responsable.
Responsabilidad significa estar dispuestos a responder y ser capaces de hacerlo. Si algo no sale bien, distingue entre aquello que es tu responsabilidad y lo que compete a los demás. Ser responsable significa ser disciplinado y congruente contigo misma: si te fijas una meta, cúmplela cabalmente.

Aprende a ser independiente. Las relaciones viven más tiempo cuando las partes tratan de ser lo más independientes una de la otra. Seguir a los demás implica perder de vista las propias metas o hacer algo en contra de uno mismo.

Sé tenaz.
El éxito consiste en no dejarse vencer por las adversidades y aprender a levantarse luego de sufrir una caída. Siempre recuerda que eres capaz y que nada ni nadie podrá probar lo contrario si no lo decides así.

Establece metas y consíguelas.
Una meta es un deseo con una línea de tiempo. Enumera las áreas importantes de tu vida: familia, amigos, carrera, economía, vida personal. Luego imagina qué te gustaría tener en cada categoría y escríbelo. Por último, pon una fecha en cada punto. No olvides los sueños que tenías de pequeña.

Atiende tus necesidades. Éstas incluyen alimento, agua y vestido; seguridad y cobijo; querer y pertenecer; autoestima y realización. De vez en cuando, consiéntete y visita algún un lugar al que siempre ha deseado ir y has postergado siempre; cómprate ese disco compacto que tanto anhelas escuchar.

También podría gustarte
Comentarios