La batalla contra la celulitis

0

Zoonar/ThinkstockParece ser difícil que una mujer se salve de la guerra constante contra la celulitis; lociones, cremas, masajes, tratamientos, liposucciones parecen no servir en contra de este mal, que afecta a las mujeres, sobre todo, después de los 30 años. Aunque éste no es un problema sólo de nosotras, algunos hombres -aunque es menos común- también la presentan.

La celulitis se conoce como el acúmulo de grasa (tejido adiposo), agua y toxinas ubicadas en algunas partes específicas del cuerpo, lo que hace que se formen bultos llamados nódulos.

Lo más común es que aparezcan en los muslos, piernas o glúteos, pero también puede presentarse en el abdomen y los brazos.

Los factores que la determinan son: la mala alimentación, la vida sedentaria, la genética, los cambios hormonales y el espesor de la piel.

Tipos de enemigos

Hay tres tipos de celulitis:

1. Celulitis blanda. Se presenta cuando la piel es flácida y los tejidos superficiales no están lo suficientemente tensos, lo que genera falta de fuerza muscular y problemas en la circulación sanguínea.

2. Celulitis dura. Cuando la piel es gruesa y rígida, se forman acúmulos de agua y grasa, que se caracterizan por estar a distinta temperatura (generalmente más fría) y por doler al apretar la piel.

3. Celulitis edematosa. Generalmente, aparece después de la menarca (primera menstruación) y se acumula en las piernas, glúteos, muslos y chaparreras. Esto sucede porque al redondearse el cuerpo con los cambios hormonales, el tejido conectivo no puede manejar de manera adecuada el acúmulo repentino de grasa, por lo que disminuye la circulación sanguínea y el drenaje linfático.

Tambien te puede interesar