La elección del pediatra

La decisión sobre el médico que acompañará a nuestro bebé durante todo su crecimiento puede resultar algo complejo, no sólo en el caso de ser nuestro primogénito, también si no hemos tenido buena experiencia con los doctores de los otros hijos. Si estás en cualquiera de estas situaciones, Gabriela Hernández, pediatra del Hospital General de Escarcega “Dr. Janell Romero Aguilar” y médico avalada por el Consejo Mexicano de Pediatría, responde 5 de las preguntas más frecuentes alrededor de este tema:

  1. ¿Cuáles son algunos de los elementos a tomar en cuenta para escoger al pediatra?

Disponibilidad de horario del médico, la ubicación del consultorio o los lugares en los que trabaje, así como si tiene título, si está certificado por el Consejo Mexicano de Pediatría, que los padres estén de acuerdo con las condiciones del consultorio, lo más importante es la confianza que él genere en los padres.

  1. ¿Sólo los pediatras expertos trabajan en hospitales privados?

Falso, por lo general quienes cuentan con una amplia experiencia laboran en el sector privado, así como en el público.

  1. ¿En cuáles casos es recomendable que se considere a un médico con alguna especialidad?
Goodshoot/Thinkstock

Cuando el pequeño tenga alguna patología crónica, discapacidad, defecto cardiaco, epilepsia, diabetes mellitus, entre otros padecimientos, que requieren de seguimiento y observación puntual por parte del especialista.

  1. ¿Qué se debe evaluar del consultorio?

Lo deseable es que sea un lugar agradable y cómodo para el niño, ya que a la mayoría no les agrada asistir a un consultorio o clínica, por lo que sería estupendo que el área de espera sea agradable para el pequeño, además claro está, que sea un lugar limpio en el que les brinden atención digna.

  1. ¿Qué información deben tener los padres sobre el pediatra?

Los teléfonos de contacto, disponibilidad y números de emergencia, esto es muy importante ya que en cualquier momento pueden requerir que su hijo reciba atención urgente y esta situación, no tiene días u horarios, así como tener claro a cuáles sitios pueden acudir en caso de accidente o un imprevisto.

La especialista enfatiza que uno de los puntos más importantes, además de asegurarnos que el médico está titulado y certificado, es que no haya problema en que lo llamemos en la madrugada o varias veces a lo largo del día, si esto es necesario.

Para finalizar, comenta que lo ideal es que la elección se realice durante el embarazo para que de esta forma, el pediatra esté enterado de la historia clínica del bebé antes de que llegue y sea quien lo reciba cuando nazca; pero si no es así, nuestra tarea será buscarlo lo antes posible para tener asegurada la atención.

Si no estamos satisfechos con el profesional que se eligió, no hay razón por la que no debamos de buscar otro que nos brinde lo que esperamos, ya que la salud de nuestro hijo es la que está de por medio y el principal objetivo es ver crecer a nuestro pequeño sano y fuerte.

Para leer:

  • Todo bebé: Todo lo que necesitas saber para el primer año de tu bebé, de Jeannette Kaplun, Editorial Rayo.
  • Tu bebé mes a mes, Susan Laurent, Editorial Norma.

 

Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”.

 

 

¿Y a ti, qué es lo que te hace elegir al pediatra de tus hijos?

También podría gustarte
Comentarios